Detenido por robar en una casa del centro de Pilar

23 de febrero de 2011 - 00:00

 

Un delincuente fue detenido por la policía en el preciso momento en el que escapaba con varios elementos robados. El caso tuvo lugar en la madrugada del lunes último, luego de que el personal de Prevención Ciudadana lo viera salir subrepticiamente de la casa donde había entrado para cometer el delito sin que sus moradores se despertaran.

De acuerdo a voceros oficiales, siendo aproximadamente las 3.30, un integrante de la fuerza de Prevención que rondaba el centro de la ciudad de Pilar alcanzó a ver a un individuo que saltaba desde adentro hacia la vereda de un domicilio ubicado al 300 de la calle Hipólito Yrigoyen, y a escasos metros de su encuentro con Chacabuco.

De inmediato alertó a la Comisaría 1ª y un patrullero que circulaba por la plaza 12 de Octubre acudió en su búsqueda. De acuerdo a los datos recabados sobre la fisonomía del delincuente, los oficiales Funes y Cáceres no tardaron en divisarlo: el ladrón caminaba tranquilamente por la esquina de Bolívar y Vuelta de Obligado.

Al darle la voz de alto no intentó escapar, sin embargo opuso una dura resistencia cuando primero le revisaron un bolso con un estéreo, numerosas herramientas y otros elementos robados de un automóvil Gol Country estacionado en el patio de la céntrica vivienda.

Pero lo peor fue cuando no pudo justificar el origen y los policías quisieron trasladarlo a la comisaría porque entonces, sorpresivamente, golpeó su cabeza varias veces contra el móvil hasta romper la ventanilla de una puerta trasera. Finalmente fue reducido y trasladado, al tiempo que se dio aviso al dueño del vehículo.

La víctima constató que una puerta delantera del rodado estaba violentada y que, efectivamente, le faltaban varias cosas que minutos después reconoció como suyas en la seccional de calle Tucumán.

Sin embargo al ladrón aprehendido las cosas no le irían tan mal porque sólo fue procesado por “encubrimiento”; un delito excarcelable basado en la falta de testigos que aseveraran haberlo visto robando todos los elementos que habían logrado recuperarse.

Y fue esto lo que precisamente aprovechó para aducir que las había comprado a un desconocido. Según fuentes policiales, el procesado, de 24 años y domicilio en Pilar, cuenta con varios antecedentes penales y pocos días antes de la pasada
Navidad había recuperado la libertad luego de purgar cinco años de cárcel.     

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar