“Trabajar en lo anímico”

Oscar Santángelo fue presentado ayer al plantel de Fénix como DT. Dijo que no dudó en aceptar cuando lo llamaron. Y resaltó que “los jugadores empiecen a creer en ellos” para salir de este mal momento.

22 de febrero de 2011 - 00:00

 

Oscar Santángelo es presentado por César Mansilla al plantel de Fénix. Vuelve al club después de casi 3 años.

 

El difícil presente por el que atraviesa Fénix obligó nuevamente a la dirigencia a pegar el golpe de timón. El empate ante Berazategui obligó el sábado a pedirle la renuncia a Walter Piacenza por la escasez de resultados (2 puntos de 18 jugados).

Rápidamente la subcomisión de fútbol del club eligió al sustituto, Oscar Santángelo. Tras 3 años de ausencia, el rosarino tendrá la difícil misión en estas últimas 14 fechas del campeonato de sacarlo del descenso.

“Hay que trabajar en lo anímico”, aclaró de movida el entrenador, que dirigió al Águila en la temporada 2007/08 y las 11 fechas iniciales de la 2008/09.

“Que los jugadores empiecen a creer en ellos, creer que se puede salir de esto”, resaltó el DT, que ya comenzó a motivar a sus jugadores, tras la charla que mantuvo en el programa Materia Prima, de FM Plaza (92.1 Mhz.).

Apenas se conoció la salida de Piacenza de la dirección técnica, la subcomisión de fútbol se movió rápido y el domingo se puso en contacto con Santángelo. “César (Mansilla) me llamó para que venga a dirigir y no dudé un segundo. Tenía ganas de dirigir a Fénix. Sé que es una parada difícil, pero con muchas ganas, quiero devolverle a Pilar todo lo que me dio en esos dos años que estuve”, declaró.

A muchos de los hinchas les cayó bien la llegada de Santángelo, porque tienen el recuerdo de aquel equipo que peleó el título del torneo 2007/08 y que perdió el ascenso con Colegiales.

“La verdad que hicimos un campañón, era un equipo para ascender, pero no tuvimos esa suerte. Faltó muy poco, hicimos 70 puntos. Colegiales estaba muy bien. Y nos quedó ese sabor amargo”, contó con nostalgia.

Pero el presente del club es diferente y Santángelo lo sabe: “Ahora hay que pensar en otra cosa, sacarlo del descenso, no queda otra que luchar. Sabemos que es difícil pero no imposible, conozco al plantel, a la mayoría de los chicos, así que con muchas ganas vamos a intentarlo.”

 

-En el fútbol de Ascenso está el mito que para zafar del descenso hay que reventar la pelota y defender como sea, ¿para usted se puede jugar?

- No tengo ninguna duda de que hay que jugar. Cuando estaba en Central Córdoba y venía a Fénix todos me decían que en la C no se podía jugar. Y yo creo que al fútbol se puede jugar en cualquier divisional. Ojo, no como vidrio, si hay que cerrar un partido lo cerraremos. Se puede porque si vos jugás y tenés la mayor cantidad de tiempo la pelota es difícil que te ganen. Pero de esto se sale con trabajo, todos unidos, tratando de armar un grupo y cambiando la mentalidad de los jugadores a ganador.

 

Por eso, Santángelo resaltó que hay trabajar mucho en la motivación. “Cuando empezás a perder y los resultados no vienen, comenzás a dudar y todo se cae”, declaró.

“No hay que tener dudas, hay que estar tranquilo. Es difícil pero no imposible. Hay que meterle trabajo y veo que con el plantel que hay la podemos luchar. Sabemos que si estamos metidos y nos ayuda un poco la suerte, lo podemos sacar adelante”, manifestó un DT motivador.

A muerte con el plantel. El rosarino, que en su anterior dirección consiguió el 52,56% de los puntos cosechados en 52 partidos (22G-16E-14P), no anduvo con demasiadas vueltas y apenas dio el sí comenzó a motivar a sus muchachos, haciéndole olvidar la preocupación por zafar del descenso.

“Si acepté es porque le tengo confianza al plantel, creo en los jugadores. Uno apuesta a eso. No dudé en nada cuando me ofrecieron el cargo”, remarcó.

 

-¿Vivió antes un desafío parecido como mantener la categoría?

- Sí estuve en una situación similar peleando el descenso. Cuando vine a Fénix la primera vez no estaba en esta situación, pero necesitaba puntos para seguir en la categoría. Estaba bastante complicado.

 

-¿Los 7 puntos que separan a Fénix de Luján no es una gran diferencia?

- No, no son una gran diferencia pero ya no dependés de vos, sino que estás dependiendo del rival. Lo bueno es que tenés que enfrentarlo, faltan 14 fechas y hay un plus para pelearla.

 

-¿Cuál es el objetivo que se propuso de aquí al final del campeonato?

- Vamos a ir sumando por etapas, pero primero queremos sumar en estos 4 partidos antes de jugar con Luján. Pero eso lo hablaremos con los jugadores y después veremos. Esperemos que se den los resultados y que las cosas empiecen a salir bien. La verdad es imposible ver a Fénix donde está, con toda la infraestructura que tiene.

 

Tres técnicos

pasaron en esta temporada por Fénix. Juan Tradito cosechó 5 puntos de 24 que disputó (20,83% de promedio); Jorge Vázquez logró 5 unidades de 18 (27,77%) y Walter Piacenza consiguió 8 de 33 (24,24%).

 

52,56%

es el promedio de puntos que obtuvo Oscar Santángelo dirigiendo a Fénix. Estuvo al frente del Albinegro en 52 partidos cosechando 22 victorias, 16 empates y 14 derrotas. Fue entrenador en el torneo 2007/08 y las primeras 11 fechas del 2008/09.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar