Remís cruzó con barreras bajas: murió un hombre y su mujer embarazada

Aparentemente se dirigían a un hospital de la zona de Escobar. Pasó el tren, el chofer quiso pasar y no habría visto que otra formación llegaba en dirección contraria. También murió el bebé.

viernes, 2 de diciembre de 2011 · 00:00

 

Foto. Gentileza Héctor Van Droogenbroeck.

Bomberos socorren a la mujer. Fue despedida del auto. Estaba embarazada de 8 meses.

 

Una mujer embarazada que se dirigía a un hospital de la zona y su esposo, murieron cuando el remís en el que viajaban cruzó las barreras bajas y fue arrollado por un tren, a metros de la estación de Villa Rosa.

Como consecuencia del violento impacto, el bebé también falleció junto a su madre después de casi tres horas de trabajo de los médicos del Hospital Sanguinetti de Pilar para intentar salvarle la vida a ambos. El remisero, resultó con heridas leves y se recuperó en el mismo nosocomio. Según la carátula de la causa, quedó detenido por “homicidio con dolo eventual”.

Fuentes policiales señalaron que el hecho ocurrió cerca de las 21.15 del miércoles en el paso a nivel de la ruta 25, en Villa Rosa. Un Fiat Regatta gris (patente RUN 469), trabajaba como remís trucho frente a la estación de trenes.

El rodado se dirigía rumbo a Escobar y su chofer aguardaba el paso del tren. En ese momento una formación salía hacia Retiro y la otra entraba a la estación local. No se puede precisar si el remisero sólo observó el tren que salía pero no vio el que entraba. Intentó pasar con las barreras bajas y la chicharra sonando. Se pudo corroborar, según los testigos, que la iluminación era buena.

La decisión del remisero fue fatal para la familia que llevaba como pasajeros, ya que de todos modos continuó avanzando con su vehículo. En ese instante hacía su ingreso la formación que impactó de lleno en la parte superior de la rueda trasera derecha del Fiat.

El impacto de la locomotora contra el remís provocó que la puerta trasera izquierda del auto se abriera y el hombre saliera despedido unos 8 metros. Su cuerpo quedó cruzado e inmóvil sobre los rieles de la vía de la mano contraria. La víctima fue identificada por la policía como Néstor Joaquín Cruz, de 25 años. Su compañera -Daiana Mabel Almandos González, de 22 años- estaba embarazada de 8 meses e iba en el mismo asiento. La joven corrió la misma suerte que su marido ya que salió despedida cayendo pesadamente a unos tres metros entre ambas vías. El conductor del remís, Jorge Estigarrillo de 30 años, quedó atrapado en el habitáculo de su vehículo.

Rápidamente llegaron al lugar integrantes de los Bomberos Voluntarios de Villa Rosa y efectivos de la Comisaría 6ª, quienes coordinaron el rescate, la atención y el traslado de los heridos. Cruz ya se encontraba sin vida.

En ambulancias municipales que también llegaron rápidamente al lugar del hecho trasladaron a la mujer embarazada y al chofer del remís hasta el Hospital Juan Cirilo Sanguinetti de Pilar. Pese a los intensos y desesperados intentos del equipo médico de ese nosocomio nada se pudo hacer para salvarle la vida a la madre y a su bebé, falleciendo casi tres horas después de haber ingresado a la sala de guardia. La mujer había padecido importantes heridas y politraumatismos internos que precipitaron su deceso.

Las víctimas vivían en la intersección de las calles Pellegrini y Dublanc del barrio El Triangulito de Villa Rosa. La mujer fallecida estaba embarazada de casi nueve meses y según se supo- extraoficialmente- en compañía de su marido, habían abordado el remís para trasladarse hasta una localidad vecina ya que tenía trabajo de pre-parto.


41

Son los muertos por accidentes de tránsito en calles y rutas del distrito en lo que va del año. En todo 2010, la cifra – récord- fue de 46.

 

En uno de cada tres casos, el tren

Una de cada tres víctimas fatales de tránsito perdió la vida en un hecho en el que estuvo involucrado un tren. De las 41 personas que fallecieron en Pilar este año, el 31,7% (13) fueron víctimas de un accidente ferroviario. De ese casi 32%, el 70% fueron peatones y el 30% restante se dividen entre motociclistas y automovilistas.

 

El remisero, detenido

El chofer del remís, Jorge Estigarrillo de 30 años, sólo sufrió excoriaciones y golpes, especialmente en su rostro, pero ninguno de gravedad. Hasta después del mediodía de ayer permaneció internado en el Hospital de Pilar. Más tarde fue dado de alta y trasladado hasta la Comisaría 6ª de Villa Rosa. La causa, en primera instancias, fue caratulada como “homicidio culposo”, es decir que se consideró que el chofer actuó con negligencia, con imprudencia pero sin querer matar, un delito excarcelable. Pero horas después del fallecimiento de la joven mujer y su bebé, la misma causa fue recaratulada como “doble homicidio culposo con dolo eventual”, es decir que actuó con intención de matar, por el que podría quedar detenido. Interviene en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar a cargo de Federico Mercader.

Comentarios