Arresto domiciliario con tobillera a Binello, en el country Carmel

Si bien fue beneficiado con la excarcelación, irá cumpliendo la pena aplicada y a los 8 meses se le daría por saldada. Lo beneficiará en caso de que su condena sea confirmada por instancias superiores.

viernes, 18 de noviembre de 2011 · 00:00

 

Sergio Binello no podrá salir de su casa, desde donde trabajará. 

 

En el fallo, al que Télam tuvo acceso, los jueces Alberto Ortolani, María Elena Márquez y Ariel Introzzi Truglia resolvieron “atenuar el medio coercitivo actual” de Binello, mediante la implementación del sistema electrónico de control.

Aclararon al imputado que sólo podrá movilizarse dentro de su casa del country de Pilar y podrá ausentarse de su domicilio únicamente con autorización escrita del tribunal.

Ortolani remarcó que se trata de un paciente diabético tipo II, hipertenso, dislipémico (con alteración de los lípidos), fumador y con antecedentes de infarto agudo de miocardio en 2002, lo que implica riesgo cardiovascular.

Agregó que su compañera será su garante y atenderá su estado de salud, y eventualmente podrá trabajar desde su domicilio “sin poner en peligro la calidad de vida de quienes dependen de su tarea, básicamente familia y empleados”.

A su turno, la jueza Márquez remarcó que “la propia defensa del encartado ha denotado interés en la resolución del presente, manteniendo su pedido aún luego de conocida la resolución del superior, la que a todas luces sería mas beneficiosa para su ahijado procesal”. El juez Introzzi Truglia adhirió al voto de la presidenta del  tribunal.

Al empezar a cumplir la prisión domiciliaria, Binello queda excluido del beneficio de la excarcelación concedida por la Cámara hace tres días y que el TOC 1 debe resolver en las próximas horas, cuando reciba los informes de “solvencia” de cada imputado.

La sala I ordenó que se deje en libertad y se aplique una caución real a los tres familiares condenados a penas mayores de tres años: el cuñado Guillermo Bártoli (49), el hermano Horacio García Belsunce (h) (62) y el hermanastro John Hurtig (43). Mientras los jueces fijan el monto de la caución, los familiares están reuniendo dinero y documentación de las  propiedades. En tanto, se estima que al médico Juan Ramón Gauvry Gordon (43) se lo excarcelará bajo juramento.

El 4 de noviembre, los cinco fueron condenados por el encubrimiento agravado del crimen de María Marta, cometido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar.

El tribunal dio por probado que todos sabían que la socióloga había sido asesinada y realizaron distintas maniobras para encubrir el homicidio, como alterar la escena del crimen, gestionar un certificado de defunción “trucho”, evitar que llegara la policía, tirar una bala por el inodoro y, en el caso del médico, no realizar la denuncia por muerte violenta.

Todos están presos en la Unidad 41 de Campana, donde se reencontraron con el viudo Carlos Carrascosa, quien cumple allí una condena de prisión perpetua como autor del crimen de su esposa.

Comentarios