¿Estará en Chivilcoy la receta del triunfo?

Sportivo sigue buscando el primer triunfo en el Torneo Federal. Esta noche visita a San Lorenzo, otra vez sin contar con Nicolás Tabarez.

viernes, 11 de noviembre de 2011 · 00:00

 

Maximiliano Gutiérrez es una de las esperanzas del Rojo en Chivilcoy.

 

 

Después de una notable mejoría en el juego, pero con el mismo resultado final de una derrota ante Junín, Sportivo volverá a salir a la ruta del Torneo Federal para tratar de empezar a sumar.

El Rojo es el único equipo que todavía no ganó en la División Buenos Aires y necesita iniciar la recuperación cuánto antes para no perder el tren.

Esta noche, no será una sencilla excursión la que le depara la 5ª fecha. A las 21.30 lo espera en el gimnasio de Colón, San Lorenzo de Chivilcoy.

Los Gauchos es uno de los equipos armados para ser protagonista del grupo, más allá que no está en su mejor momento.

Por presupuesto y plantel, son uno de los precandidateados a luchar en lo más alto del certamen que tiene dos ascensos directos al TNA. Pero llegan con dos derrotas y un lavado de cabeza importante en la semana.

El poder interior que le dan Héctor Martirena y Javier Corniglia (está en duda por un dolor en el hombro), junto a Wall más el rústico y potente Pappalardi, harán que la batalla en la pintura esté muy complicada para los de la Avenida.

A Fernando Calvi, Gabriel Cedro y Mariano Piaggio (cuando rote) se les avecina otra noche de duelo en desventaja física.

 

Uno menos

Sportivo debería buscar equiparar fuerzas en el perímetro, pero otra vez estará disminuido. Nicolás Tabarez sigue con la licencia otorgada por la dirigencia (se reincorpora el lunes) y entonces a Fabián Timmis se le achica la brecha.

Santiago Sicardi y Maximiliano Gutiérrez, con Sebastián Díaz, se repartirán la media cancha. Y por momentos deberán estar todos juntos al mismo tiempo, dando también muchos centímetros de ventaja en posiciones alejadas al cesto. Una de las alternativas está en Lautaro Scheffer, pero es demasiada responsabilidad para el Juvenil.

Hace 5 días, frente a San Martín, lo pudo equilibrar con un gran despliegue, sacrificio y de las mejores tareas individuales defensivas de Piaggio.

Pero no le alcanzó. En el cierre, cuando hubo que definir el partido, San Martín estaba más fresco y entero. Hoy, es otra historia. Con dificultades (partidos de inferiores) para entrenar, el Rojo viajará a Chivilcoy a tratar de empezar a cambiar la historia que comenzó torcida en el Federal.

Comentarios