Detienen a uno de los asesinos de un joven colombiano

Tenía 24 años y lo mataron de tres tiros en la cabeza en abril último. La policía detuvo a un vendedor ambulante, compatriota de la víctima. Al menos habría otros dos prófugos.

viernes, 7 de octubre de 2011 · 00:00

 

La vivienda de la calle Girondo, donde fue detenido el acusado del crimen.

 

Después de más de cinco meses, la policía logró detener a uno de los supuestos asesinos del joven colombiano César Augusto Santalodonio, de 24 años de edad, ocurrido en los primeros minutos del sábado 23 de abril último en la intersección de las calles Sanguinetti  y Joaquín V. Gonzalez del barrio Villa Ida de Pilar. En ese lugar había aparecido el cuerpo de la víctima en medio de un charco de sangre, presentando tres disparos en la cabeza.

A partir de ese momento, la Sub Delegación de Investigaciones de Pilar (SUB DDI), a cargo del comisario Horacio Martínez, con la colaboración de efectivos de la Comisaría 1ª de Pilar cuyo titular es el comisario Fernando Márques, comenzaron una investigación que ya lleva más de cinco meses.

Con varias pruebas contundentes se obtuvo una orden de allanamiento emanada del titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar, Federico Mercader, a instancias del Juzgado de Garantías Nº 6 a cargo de Nicolás Ceballos.

Es así que en la madrugada de ayer la policía llegó hasta una pensión ubicada en la calle Girondo al 175, en el mismo domicilio donde el joven Santalodonio, en la noche en que fue asesinado, había llegado desde Luján a visitar a unos amigos y compatriotas.

En el lugar, los uniformados lograron la detención de un sujeto de 25 años de edad identificado como Pablo Estifer Cuero Pino (apodado con el alias de “El Negro Achito”), vendedor ambulante, y al igual que la víctima, de nacionalidad colombiana.

El ahora detenido quedó imputado como “partícipe necesario” en el terrible homicidio cometido contra su compatriota Santalodonio. Además en el lugar donde se realizó la aprehensión se secuestraron cinco teléfonos celulares de distintos modelos y marcas. Los investigadores creen que una vez que sean analizados se podrán obtener pruebas relevantes que aporten mayores datos concretos para dicha causa.

En tanto, la policía informó que otras dos personas relacionadas con el crimen están siendo intensamente buscadas. Una de ellas, informaron los pesquisas, se llama Alan, se lo conoce con el alias de “Colo” y también es de nacionalidad colombiana.

Hasta el momento, la policía ni pudo establecer el móvil del crimen, lo que creen podrá saberse una vez que detengan al resto de los sospechosos.

La víctima había llegado al país tres meses antes de ser asesinado y estaba viviendo en casa de unos familiares en la ciudad de Luján. El viernes de su muerte, en horas del mediodía,  Santalodonio había llegado desde Luján hasta Pilar, más precisamente a una vivienda ubicada al 175 de la calle Girondo, del mismo barrio donde fue asesinado, lugar donde ayer se detuvo a uno de los supuestos asesinos.

Aquella noche, los vecinos escucharon algunas detonaciones de armas de fuego. Uno de ellos llamó al 911 y se asomó a la calle para ver qué había ocurrido.

Allí se encontró con el joven tirado en una zanja en medio de una profusa hemorragia. Después se sabría que le habían dado tres disparos de arma de fuego en la cabeza.

Fuentes policiales aseguraron que el hecho se desencadenó en los primeros minutos del sábado pero aún se desconoce el motivo.

Comentarios