La cuadra de los robos: hubo 6 en dos semanas, dicen los vecinos

Las víctimas son frentistas de las calles Virrey Arredondo y Sanguinetti. Insinúan que puede haber “connivencia” con miembros de la policía. Mañana se reúnen para pedir patrullaje e iluminación.

viernes, 21 de octubre de 2011 · 00:00

 

La calle Virrey Arredondo, entre la arboleda y la falta de iluminación.

 

 Según contaron a El Diario, al menos seis casas de vecinos de las calles Virrey Arredondo y Sanguinetti de Villa Astolfi sufrieron robos en las últimas dos semanas.

Uno de los frentistas padeció el segundo asalto en dos meses y otro el tercero en un año. En todos los casos apuntan a un joven de la zona que tiene antecedentes y aseguran que incluso ya estuvo detenido por robo.

Desde el destacamento de la localidad, la policía señalan que sólo registra una denuncia y los vecinos asienten que no se acercaron al destacamento a realizar la correspondiente acusación, manifestado la posible connivencia de algunos uniformados con los delincuentes.

Mañana, los frentistas se reunirán en el barrio para realizar un petitorio de patrullaje a la policía y solicitar alumbrado al Municipio, ya que aseguran que la zona “no cuenta ni con una sola lámpara”.

Brian, que sufrió el segundo robo en su vivienda en dos meses, fue una de las primeras víctimas de la seguidilla de asaltos. El joven contó que el pasado 9 de octubre por la noche, cuando llegó a su vivienda junto a su familia, se encontró con la puerta forzada y la casa desvalijada.

Tal como le ocurrió 60 días antes, los malvivientes se habían llevado todos los electrodomésticos: un DVD, un equipo de música, una Play Station, entre otros aparatos, ropa y calzado. “La verdad, no fui a hacer la denuncia porque no me dan ninguna solución”, aseguró Brian

 

Más casos

Matías es otro vecino que desde que llegó al barrio, hace un año, fue víctima de tres robos. La primera vez, le robaron una bicicleta, una moto y la bomba de agua, todos objetos que estaban fuera de la casa.

En la segunda “visita” de los ladrones, se llevaron otra vez la bomba de agua, pero en la tercera, no se conformaron con lo que había en el patio e ingresaron a la casa.

La víctima contó lo ocurrido la noche del último robo: “llegamos y estaba la puerta reventada, se habían llevado todos los electrodomésticos”, relató y agregó: “escuché silbidos y una moto que se alejaba, creo que volvían a buscar las pocas cosas que quedaban por llevarse”.

Este vecino aseguró que hizo la denuncia, la amplió, llevó testigos e incluso un agente fue a tomar fotografías de la casa, pero cuando fue a la Fiscalía, días más tarde, la ampliación de la denuncia aún no había llegado”.

En tanto, otra vecina del lugar contó que en su vivienda además de llevarse los pocos objetos de valor, se hicieron de la mercadería que había comprado para todo el mes.

Al mismo tiempo la mujer narró a El Diario que los delincuentes se llevaron una caja que contenía la documentación de sus hijos y las partidas de nacimiento e incluso los estudios de uno de ellos que padece una enfermedad.

Estos vecinos aseguraron que hubo otros tres robos en el mediodia, que en la tarde de ayer se encontraban trabajando, incluso los hurtos en sus casas ocurrieron cuando ellos aún no habían llegado.

Otra de las denuncias en la zona fue el asalto a un joven que volvía de trabajar y le quitaron las pertenencias amenazándolo con que tenían armas. “Antes esta zona era tranquila, pero ahora parece que le tomaron el gustito los delincuentes”, enfatizó Brian.

 

La gente lo tiene identificado

Un delincuente en la mira

Según los vecinos asaltados, el principal sospechoso “es un joven del barrio que suele andar con dos o más acompañantes”. De acuerdo a lo que cuentan, antes o después de los robos ocurridos, hubo gente que los vio merodear por la zona y señalaron que viven a pocas cuadras del lugar y aseguran que, al menos uno de ellos, tiene antecedentes y ya estuvo detenido por robo.

Por su parte, el titular del destacamento de la localidad, Sergio Barcala, aseguró que está al tanto de la situación, pero remarcó que hay sólo “una denuncia efectuada”.

Sobre el sospechoso, el uniformado remarcó: “tenemos actuaciones y estamos investigando los dichos de los vecinos”.

Al mismo tiempo, otros frentistas –que prefirieron mantener su nombre en reserva por temor a represalias- dijeron haber visto a algunos policías del destacamento “tomar mates con los sospechosos”. Incluso señalaron que muy pocas veces el patrullero pasa por la zona, pero que lo han visto “estacionado en la casa de algunos de estos jóvenes”.

 

Comentarios