Otro abuso en Derqui: esta vez la víctima atacó a su violador

Se trata de una docente. El delincuente la estaba obligando a practicarle sexo oral, la mujer lo mordió y lo puso en fuga. Ocurre días después de la detención de un violador serial en la localidad.
viernes, 2 de julio de 2010 · 00:00

 

La mujer fue interceptada en cercanías a la vieja estación Toro.

 

No habían pasado 48 horas de que la policía de Presidente Derqui detuviera al violador serial que abusó se cinco mujeres en escasos dos meses, cuando una docente fue víctima del robo de sus pertenencias y un abuso sexual posterior.

La diferencia con los casos anteriores que conmocionaron a la localidad de Derqui fue que en esta oportunidad, el malviviente debió escapar luego de que su víctima le mordiera fuertemente su miembro viril. Si bien en ámbitos policiales hay un total hermetismo sobre el nuevo caso de sometimiento sexual, este medio pudo acceder a una sólida fuente de información relacionada con el hecho. Según la misma, todo ocurrió el lunes último cuando la mujer, una docente que había terminado por la tarde con la jornada laboral en un colegio, se desplazaba por la calle Mitre del barrio Toro en dirección al paso nivel del ex ferrocarril Urquiza para cruzar a la ciudad de Derqui.

Pero cuando estaba transitando la denominada “zona del molinete”, uno de los que quedaron de la época en que paraban las formaciones del Urquiza, fue interceptada por un hombre de aproximadamente 30 años.

El depravado la amenazó de muerte con un filoso cuchillo para obligarla a que le entregue su cartera con algo de dinero, documentos, un celular y tarjetas de crédito. La maestra, de unos 40 años, ante la total ausencia de peatones que pudieran socorrerla acató el mandato y pensó que el ladrón se iría. Pero, muy por el contrario, el sujeto continuó con las amenazas y esta vez le exigió que fuera con él hasta un descampado ubicado a unos 200 metros. Así ambos caminaron por las vías hasta el lugar elegido por el violador para luego comenzar a someterla.

Sin embargo nunca imaginó que su atacada se defendería de la manera más inesperada. Es que cuando la estaba obligando a realizarle sexo oral, ella no dudó en aplicarle un fuerte mordisco que lo hizo sangrar inmediatamente. Al ver la hemorragia en su miembro tuvo un ataque de pánico y en medio de quejidos de dolor escapó de la escena corriendo, aunque sin abandonar las pertenencias de la maestra.

Luego de que la mujer radicara la denuncia en la Comisaría 2ª de Derqui varios efectivos recorrieron las salas sanitarias de Derqui centro, del barrio Toro y hasta la de Monterrey, suponiendo que el sujeto podría recurrir a ellas para que le paren la pérdida de sangre. Sin embargo ninguno de los centros de salud lo había recibido, y por ahora está siendo intensamente buscado en base al identikit aportado por su víctima.

Comentarios