Desde la autopista abrieron fuego contra un restaurante

Hubo al menos tres detonaciones; una sola dio en el vidrio de un local del complejo Concord, en el kilómetro 49,500. En el interior había unas 50 personas. No hubo heridos.
martes, 27 de abril de 2010 · 00:00

El ataque se produjo contra Lizzie’s. Tiraron desde la autopista.

 

Apenas habían pasado cinco minutos de la medianoche del sábado, cuando se escucharon al menos tres detonaciones y un fuerte impacto contra la vidriera de un restaurante del kilómetro 49,500 de la Panamericana.

Varias de las 50 personas que estaban adentro del local alcanzaron a tirarse al piso y todo fue pánico. A los cinco minutos llegó la policía y el propio jefe de la Distrital, Ernesto Ortega, para ponerse al frente de la investigación.

El ataque se produjo contra el local del restaurante Lizzie’s sushi bar, un exclusivo restaurante que cuenta con sucursales en zona norte y en Capital Federal.

En principio hay un estricto hermetismo por parte de la policía y dos versiones que se asemejan pero difieren en varios puntos.

Algunos señalan que los disparos fueron efectuados con una pistola 9 milímetros y que fueron tres que perforaron los vidrios del local.

Otras fuentes oficiales señalan que si bien existieron tres detonaciones, sólo una dio en la vidriera, a la que alcanzó a astillar, aunque la bala no la atravesó. La explicación es que los disparos fueron efectuados desde la autopista con un arma de baja potencia, como bien podría ser un calibre 22.

Por otro lado los peritos determinaron que el disparo fue realizado desde un auto en movimiento. Cabe aclarar que el ataque no arrojó víctimas.

En algo coinciden ambas fuentes consultadas por El Diario; la bala quedó marcada a 2,70 metros de altura. Ayer desde el restaurante prefirieron no hacer declaraciones.

La comisaría 5ª de Derqui que interviene en el caso, sólo se limitó a confirmar la existencia del hecho pero no pudo brindar detalles ya que se encuentra en secreto de sumario. La denuncia quedó caratulada como “abuso de arma” y fue radicada en la Fiscalía N°2 de Pilar, a cargo de Leonardo Loiterstein.

En el restaurante estaba la seguridad habitual que hay durante los fines de semana, aunque no se pudo reconocer a los agresores ni de cuántas personas se trataba.

Comentarios