Asaltaron una pizzería a media cuadra del palacio municipal

Fue a la madrugada, cuando el dueño y los empleados salían del local. Los ladrones los llevaron hasta un descampado. Robaron la recaudación del fin de semana y los efectos personales de todos.
martes, 9 de febrero de 2010 · 00:00

La pizzería está en Bolívar e Ituzaingó, a una cuadra de la plaza.

 

En la madrugada de ayer, una banda fuertemente armada asaltó al propietario y a los empleados de una céntrica pizzería de Pilar.

El atraco comenzó a una cuadra de la plaza 12 de Octubre cuando los trabajadores se disponían a partir hacia su localidad en una camioneta del dueño del comercio. A resultas, los malhechores se hicieron de más de 5 mil pesos en efectivo, pero el botín superaría los 9 mil habida cuenta que también les robaron dos notebook, todas las billeteras con dinero, la totalidad de los teléfonos celulares y otros efectos personales.

Si bien en ámbitos policiales regía un total hermetismo sobre el caso, este medio pudo confirmar el suceso. De acuerdo a allegados de las víctimas, luego de cerrar el local ubicado en la esquina de Ituzaingó y Bolívar, más precisamente a escasos 60 metros del Palacio Municipal, el dueño y sus cinco empleados se encaminaron hacia una camioneta Citröen Berlingo para viajar hasta la localidad de Pergamino, de donde son oriundos.

Pero cuando estaban abriendo el rodado, apareció otro vehículo que se puso adelante y del que descendieron dos hombres con pistolas y revólveres de grueso calibre para amenazarlos de muerte y obligarlos a ubicarse en la parte trasera de la Berlingo.

Los intimidados no tuvieron otra alternativa y mientras un malviviente se puso al mando del rodado, su cómplice les apuntaba con el arma.

El vehículo de las víctimas siguió al de la banda, y ambos llegaron hasta un oscuro descampado inmediato al encuentro de la ruta 8 con la calle Río de Janeiro, detrás del Cementerio Municipal.

Una vez allí los hicieron bajar y comenzó, literalmente, el saqueo porque al dueño de la pizzería primero lo obligaron a entregarles más de 5 mil pesos en efectivo, producto de la recaudación del fin de semana. Después le quitaron dos computadoras portátiles y finalmente su billetera, el reloj, los documentos, su celular y las llaves de la camioneta.

Por su parte, a los cinco empleados no les fue mejor porque también ellos debieron entregar su dinero, relojes de pulsera, las respectivas billeteras y celulares.

Ya terminado el atraco los ladrones escaparon con su vehículo hacia la ruta 8, con rumbo incierto. El método aplicado por la banda deja entrever que contaban con una muy precisa información sobre la rutina del propietario de la pizzería y sus trabajadores. E inclusive el tranquilo y casi desolado paraje elegido para robarles el dinero y efectos personales, sugiere que el golpe fue perfectamente planeado y que no se trató de un asalto “al boleo”.

Comentarios