Pilar Lab para Mermelada

Mermelada, un espacio para la creatividad

El centro cultural inauguró un mes atrás. Ofrecen más de una decena de cursos y talleres. Además de ser escenario de distintos eventos artísticos.

Mermelada, un espacio para la creatividad

Aunque Pilar es una ciudad en constante expansión, no son muchos los espacios que los vecinos encuentran para desarrollarse artísticamente pero en distintas áreas y disciplinas. Con esa idea en mente, un grupo de jóvenes amigos decidió poner manos a la obra para generar un espacio en el que diferentes ramas del arte encuentren un punto de unión, y así nació Mermelada.

Concebido como un centro cultural ideal para hacer nuevos amigos, Mermelada abrió sus puertas de manera oficial un mes atrás y desde ese momento, no defrauda.

Ritmos urbanos, teatro, tela, fotografía, meditación, yoga, batería, guitarra, percusión, pintura, arte callejero, barbería y circo, son algunas de las opciones de cursos y talleres que brindan.

El objetivo de sus fundadores es claro, que sea un sitio en el que personas de distintas edades y contextos puedan interactuar, intercambiar ideas y pensamientos, que descubran nuevas habilidades y talentos, que investiguen y creen nuevos hechos artísticos y culturales, despertando la empatía y el sentido de pertenencia siempre nutriendo un ambiente familiar y de amigos.

Historia

Pero, ¿cuál es el punto en común de los seis fundadores de Mermelada? Sin dudas, el arte y las ganas de hacer. Con profesiones y edades distintas, lo que une a este grupo de pilarenses es la pasión por emprender y crear cosas nuevas, siempre con la mira puesta en que otros disfruten de un buen momento.  

Nico Giménez tiene 30 años, es músico y guitarrista principal  de la artista Sofía “Chule” Von Wernich. Además, es preceptor del Colegio Saint Mary of the Hills. Su tocayo, Nico Pavón, de 29 años, es percusionista y también integra la banda que acompaña a Chule; además, es contador público y profesor en la Universidad del Salvador. Otro que acompaña a Chule es Fermín Alcacer, el menor de Mermelada que, con 25 años, se destaca como bajista.

Y los que pusieron la cuota de “madurez” a la sociedad son Hernán Pachelo, licenciado en Relaciones Internacionales de 36 años, socio y fundador de la cervecería artesanal Brewja. También está su hermano Patricio, cardiólogo de 37 y otro de los fundadores de Brewja y, por último, pero no menos importante, Hernán Melia, otra de las caras de la cervecería que, asimismo, es ingeniero en Alimentos.

La idea nació casi de casualidad, en un viaje a Tucumán que los dos Nicolás realizaron junto a la banda que integran. Seguros de que iban a tocar en un teatro, llegaron a la ciudad y se encontraron con que en realidad su escenario era un centro cultural.

De allí se fueron llenos de energía, dispuestos a que en Pilar, haya un espacio parecido en el que la gente pueda pasar horas entre talleres de arte, música, libros y muchas risas.  

Así, unos meses después fundaron junto a Fermín Alcacer y los chicos de Brewja la productora Mermelada con el objetivo de organizar eventos culturales en espacios privados. Ese fue el puntapié inicial para un proyecto que se convirtió en realidad: Mermelada es, para ellos, un sueño cumplido y para los vecinos de Pilar, una bocanada de aire fresco.

Contacto

-Artístico: (011)-15-3139-5411  / Nicolás Giménez.

-Administrativo: (011)-15-5807-0949 / Nicolás Pavón.

-Facebook: @ponelemermeladaok.

-Instagram: @espaciomermeladaok

 

 

 

4
4
Comentarios Libres