Curiosidades

Presentan el árbol genealógico más grande de la Humanidad

jueves, 5 de mayo de 2022 · 07:58

El árbol genealógico de la humanidad es desde ahora más completo, más extenso, más preciso, más complicado y más fascinante. Y todo ello gracias al trabajo de un equipo de científicos que, combinando la información obtenida con miles de muestras de ADN humano moderno y antiguo, ha sido capaz de trazar las relaciones de parentesco de todos los Homo sapiens que hemos pisado la Tierra. O casi. Al menos, lo autores del trabajo publicado en Science lo han comunicado así: “Hemos dibujado la genealogía de todo el mundo”.

El genoma humano es una herramienta poderosa. En el interior de cada una de nuestras células, viaja no solo el libro de instrucciones de cómo fuimos “fabricados” sino la huella casi invisible que han depositado nuestros ancestros y las sucesivas reproducciones de nuestra especie. Es el registro biológico donde permanece la muesca genética de nuestros tatarabuelos y que puede ser rastreada hasta el origen de nuestro tronco familiar.

Investigar con las nuevas tecnologías

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, este estudio en el que se necesitaban grandes bases de datos ha sido posible. El ADN analizado ha sido de 3.601 muestras de personas que viven en la actualidad, junto con 8 prehistóricas (incluidos neandertales y denisovanos) que cubren casi toda la evolución de la especie. Uno de sus objetivos era conocer más sobre fenómenos evolutivos como la dispersión del hombre desde África hacia el resto de continentes.

Combinado todo el material, se ha podido obtener una representación de 27 millones de haplotipos antiguos. Un haplotipo es una combinación de variaciones en el ADN que tienden a ser heredadas conjuntamente. Nuestro ADN es una larga sucesión de “letras” combinadas de manera única para que den lugar a un individuo y se forma con la mezcla de la información genética del padre y de la madre. En cada reproducción se pueden generar variaciones minúsculas en la ordenación de las “letras”. Algunas de esas variaciones (o más bien, paquetes de variaciones) se heredan de progenitores a descendientes, como las arrugas de las hojas de un libro que pase de padres a hijos.

La ciencia es capaz de estudiar esos haplotipos y establecer con ellos relaciones de linaje.

Las bases de datos de genes con las que la ciencia cuenta (secuencias extraídas de investigaciones médicas, genomas que se han hallado en excavaciones paleontológicas, estudios forenses, etc…) han permitido identificar millones de relaciones humanas y líneas de conexión entre descendientes y progenitores.

El equipo liderado por el científico Anthony Wilder del Massachusetts Institute of Technology ha podido dibujar el mapa de los acontecimientos genéticos más importantes en la historia de la humanidad. Es decir, se ha detectado el rasgo genético depositado en nuestras células por eventos como la salida de la humanidad de África en los albores de nuestra especie, las primeras migraciones, las relaciones con especies primas o los diferentes contactos con familias repartidas por todo el mundo.

A pesar de que este estudio tiene un enorme grado de detalle, sigue teniendo el inconveniente de la falta de información sobre el ADN más antiguo, puesto que los restos que quedan en los fósiles, se van deteriorando con el paso de los años. No obstante, las nuevas tecnologías nos facilitan cada vez más el trabajo difícil. Este descubrimiento abre las puertas a futuras investigaciones sobre la evolución.

Comentarios