EN MAR DEL PLATA

El Martillo de Elías golpeó en La Feliz

Haedo regresó al cuadrilátero con un nocaut en el tercer asalto ante Neira. ''Fue una emoción grande volver'', resaltó.

El Martillo de Elías golpeó en La Feliz

GANADOR. El juez levanta la mano de Haedo en el club Alvarado.

Elías Haedo volvió a mostrar la potencia de sus puños y se vuelve a perfilar como una de las grandes promesas del boxeo pilarense de nivel nacional.
El sábado por la noche, en el Club Alvarado de Mar del Plata, el Martillo de San Alejo recuperó la felicidad completa. Fue con un nocaut en el tercer asalto sobre el tucumano Diego Neira.
El púgil pilarense hacía más de 4 meses que no combatía y en medio de una mudanza de hogar, cambio de rincón y lugar de entrenamientos, tuvo su recuperación.
Venía de dejar su invicto el 29 de junio y en Alvarado volvió a ser el temible noqueador de la categoría Welter.
“Fue una emoción grande volver al ring. Fue algo increíble”, contó Elías tras regresar de Mar del Plata en charla con La liga.
“Muy contento por la forma en que gané. Estaba muy bien preparado. Nunca dejé de entrenar después de la última pelea”, confió el nuevo pupilo del excampeón del mundo, Marcelo Domínguez.
Radicado en Avellaneda y manejado por Facundo Moyano, Haedo explicó. “Me sentí fuerte, llegué muy bien al peso. Y estuve muy bien atendido en Mar del Plata”, aseguró.
En cuanto a la definición del combate, Elías lo analizó así: “Sentía que podía llegar el KO. Sabía que podía llegar a noquear porque confiaba en mis manos. Salí a hacer mi pelea y el nocaut era parte de lo que estaba buscando. Se da dentro de la pelea”.
“La mano justa estuvo abajo. Creí que una derecha arriba iba a terminar la pelea, porque logré conectarla. Pero el desequilibrio fue un gancho abajo. Entró el primero y lo sintió, después entró otro y el cross arriba lo liquidó”, describió.
Antes de fin de año, Haedo espera volver a tener otro combate para cerrar este 2019. 

13
0
Comentarios Libres