Un benefactor concretó la compra

Final feliz para una campaña solidaria

Eithan Suárez necesitaba un dispositivo para poder caminar. El Colegio Brown y una fundación encararon una recolección de tapitas. Ya trabajan en un nuevo caso.

Por Redacción Pilar a Diario 4 de abril de 2017 - 14:20

Una campaña solidaria tuvo el mejor final: Eithan Suárez, nene de 2 años que padece problemas de motricidad por causa del Síndrome de Guillain-Barré, logró conseguir el equipo ortopédico necesario para poder caminar.

La iniciativa había sido lanzada a mediados de marzo por la Fundación Educativa Luces y el Colegio Argentino Almirante Brown, ubicado en el barrio La Pilarica. Gracias a esta cruzada solidaria, el pequeño ya tiene la órtesis larga de polipropileno que necesitaba.

Eithan Suárez es paciente del Centro de "Rehabilitación Pilares de Esperanza”, y la campaña consistió en juntar tanto tapitas como envases plásticos y acercarlos al colegio. Sin embargo, un señor de nombre Gemán, de forma anónima y desinteresada, se acercó a la ortopedia y abonó la ortesis en su totalidad (su costo es de $30 mil).

A diferencia de una prótesis (que reemplaza a un miembro o un órgano), una órtesis es un dispositivo –similar a una férula- que facilita o corrige una actividad o desplazamiento.

"Desde el Colegio A. A. Brown y la Fundación Luces queremos agradecer a todos los que colaboran a diario en cada acción solidaria que encaramos”, expresaron ambas entidades. "Al señor Germán, por su generosidad, a las familias que aportan diariamente sus tapitas y envases plásticos, a los medios de comunicación masiva por difundir ésta y todas las campañas solidarias”.

 

Continuidad

No obstante, las acciones solidarias no se detienen, ya que la ONG y el colegio ya están trabajando en una nueva campaña, esta vez por una silla postural de traslado para Jonás, un nene de 2 años que necesita este aparato de traslado para tener una mejor calidad de vida.

La campaña es idéntica a las anteriores, es decir, consiste en juntar tanto tapitas como envases plásticos y acercarlos al Colegio Argentino Almirante Brown (Sanguinetti 1210, Pilar). Por su parte, el colegio se encarga de separar y clasificar el plástico, para luego llevarlo a una empresa recicladora.

Se estima que para la compra de la silla postural para Jonás deben juntarse, aproximadamente, 9 mil kilos de plástico, lo que equivale a $40 mil, aproximadamente, que es el valor de esa silla.

El plástico que se recolecta es de aquellos recipientes con el logo, mientras que las tapas son: tapas de gaseosas, tapitas jugo tetra brik, tapas de bidones de agua, de frasco de mayonesa, de frasco de café instantáneo, shampoo y acondicionador (tapa y envase- color verde, blanco, azul o rojo), lavandina (tapa y envase), tapas de aceite y de aerosoles (a rosca, sin sistema spray incorporado). Todo limpio y sin etiquetas.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar