“La calle es como un gran estudio para mí”

 El histórico notero de CQC habló con FM Plaza. Persigue “truchos” pero aclara: “No somos la AFIP del periodismo”. En Pilar, entre Fénix y el truco.

domingo, 7 de julio de 2013 · 00:00

 En el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1), su conductor Sergio Abrate, entrevistó al periodista Gonzalo Rodríguez, histórico notero de “Caiga Quien Caiga” (El Trece). Gonzalito compartió secretos de su labor periodística y de un formato que le sienta bien, ahora al aire durante más días a la semana. Habitué de Pilar, también se mostró contento por el reciente ascenso de Fénix, equipo del cual se hizo hincha, a la B Metro.

 

-¿Cómo te llevás con el formato casi diario de CQC?

- Me llevo muy mal, por cierto. No estamos acostumbrados a laburar tanto (risas). Antes podíamos tener informes, podíamos armarlos, teníamos tiempo en la semana y hoy prácticamente están saliendo 2 o 3 informes por semana. Eso implica que los tres meses de laburo antes de que empiece el programa, ya prácticamente se quemaron. Lo bueno es que sale todo, no se guarda nada y no laburás al pedo.

 

-Esta semana te veía en el sur con el tema del Lago Escondido ¿Cuál es el criterio de selección periodístico o de interés? Porque te hemos visto en casos “chicos” y también metido en cuestiones que tienen que ver, por ejemplo, con la soberanía

- Es una cuestión de discusión en producción. Y después, básicamente lo que tenemos nosotros es una lista de prioridades, de casos que llegan. Nos llegan denuncias todos los días, las ponemos como en lista de espera y tratamos que los temas no se repitan. Hacemos un programa de televisión, no somos una agencia de denuncia gubernamental. Yo soy como el intendente del pueblo, voy caminando por la calle y me dicen ‘Gonzalito, ¿Cuándo vas a venir acá? El perro del vecino me ladra toda la noche y no puedo dormir; la antena del teléfono que es cancerígena, la falta de cloacas… Temas hay miles. Me pasa todos los días, sobre todo cuando viajamos al interior. Generalmente me paran en la entrada de los pueblos y me dicen ‘el intendente quiere saber qué venís a hacer’. Tratamos de no repetir, cuando hacemos un caso de obra social, al otro día tenemos una catarata de denuncias por el mismo tema. Lo que tratamos de hacer es poner en alerta a los otros malos, los que se están portando mal, que dejen de hacerlo porque en algún momento les puede tocar. Nada más y nada menos que eso, tampoco somos la AFIP del periodismo.

-¿Te resulta grato este rol? Más allá que ante algún logro debe ser satisfactorio, también debe haber muchas frustraciones.

- Generalmente lo que hacemos a fin de año es una vuelta por los casos para ver si se solucionaron o no. Como el formato nos permite por una cuestión de códigos periodísticos, llamar a la persona que queremos entrevistar, si la persona nos dice que no, el formato nos permite ir igual a buscarlo, y generalmente son funcionarios públicos y tienen que dar una explicación. Nosotros les estamos pagando el sueldo y ellos están trabajando para nosotros. Lo que hacemos es tratar de meter el dedo en el botón de gestión.

 

-¿Por qué crees que sobrevive CQC?

- El formato sigue siendo siempre el mismo pero el contenido cambia. El laburo que tenemos todos los días y el que tengo yo, es tratar de no repetirnos, eso es muy difícil. Ya sabemos que no nos podemos copiar de nadie, pero el no copiarse a sí mismo es un laburo arduo de todos los días. Hasta ahora creo que lo venimos logrando. Imaginate que empecé a trabajar en Caiga hace 14 años. Yo le estaba hablando a gente que ahora tiene 50 años y tenía treinta y pico. Los pibes que tenían 3 años, que me están viendo ahora, eran los pibes que estaban naciendo cuando arranqué a laburar en Caiga. Y uno tiene que ir reformulando su cabeza pasa saber que le está hablando a generaciones distintas. Eso está bueno para mantenerse joven.

 

-¿La calle es un estigma a esta altura?

- Mi laburo está en la calle. No puedo llevar gente al estudio, a los que se esconden debajo de un escritorio, saltan por arriba de una medianera. La calle es como un gran estudio para mí, más allá que después se edite y salga al otro día o a la otra semana. Si yo estuviera todo el tiempo en el estudio no podría hacer lo que hago y viceversa. Me siento cómodo. Mientras no llueva está buenísimo.

 

 

Truco y Fénix
Actualmente viviendo en Tortuguitas “Gonzalito” frecuenta distintos lugares de Pilar, como las habituales partidas de truco que disputa junto a amigos pilarenses en Tinto y Soda donde, según cuenta, “lamentablemente voy a sacarle la plata a los que dicen que saben jugar bien al truco”.

También se lo ha visto en el estadio Carlos Barraza alentando a Fénix. Disfrazado en sus ya conocidas bromas, el periodista se mostró feliz por el logro del ascenso a la Primera B Metropolitana del equipo pilarense: “Estamos todos muy contentos, Pilar comienza a ser un país aparte a partir de un club de fútbol, se respira buena onda, laburo, esfuerzo, y se vio en el campeonato. Ya lo dije, en 4 años estamos en Primera.

 

Fondos buitres
La entrevista de Materia Prima con Gonzalo Rodríguez tuvo un fin, marcado por el trabajo que estaba haciendo en ese instante el periodista en vistas al material que saldría al aire el viernes. Se trató nada más y nada menos de un informe en el que el programa denunciaba a Kenneth Dart uno de los dueños de los fondos buitres que además de poseer esos bonos, también es propietario de una empresa que opera en Pilar elaborando vasos de telgopor, y se trata de la única de sus 21 empresas que el multimillonario posee en Argentina.

Comentarios