Fénix sufrió, pero llegó a la cima del torneo

 El Albinegro derrotó como visitante 1-0 a Cambaceres, para quedar en lo más alto de la tabla. Sufrió más de la cuenta tras la expulsión de Hugo Silva, pero lo ganó con un gol fantástico de Maximiliano Cóceres.

 

domingo, 9 de septiembre de 2012 · 00:00

 Fénix ganó el partido que tenía que ganar. Jugó un futbol discreto, pero se alzó con los tres puntos. En Zarate, el Albinegro derrotó 1-0 a Defensores de Cambaceres, en el encuentro por la 6° fecha de la Primera C y quedó en lo más alto del torneo con 12 unidades.

El Águila comenzó dormido y Cambaceres aprovechó. Intentó jugar por abajo y logró inquietar a Mariano Mittelman. Sin embargo, Fénix tuvo la más clara con un cabezazo de Leonel Bargas que terminó en gol anulado por supuesto fuera de juego cuando promediaba el 1° tiempo.

De esta manera, el equipo de Pilar comenzó a mejorar y terminó los primeros 45 minutos dejando una mejor imagen que el rival. Pese a esto, la igualdad era justa.

Pero en el complemento las cosas fueron diferentes. El que comenzó dormido fue Cambaceres y Fénix no perdonó. Aprovechó una distracción defensiva para poner el 1-0 cuando se jugaban apenas 50 segundos del complemento.

Maximiliano Cóceres fue el autor de un gol tan bello y preciso como clave. Definió al palo más lejano del arquero que nada pudo hacer. Exquisita manera de terminar una jugada iniciada por Lionel Fonzalida, que ingreso por Leonardo Ruiz (lesionado).

 Todo parecía a pedir de Fénix. Pero tuvo que sufrir. Primero la expulsión de Hugo Silva, que dejó la cancha a los 3 minutos del segundo tiempo y al Albinegro con uno menos toda la segunda etapa.

Fénix lo sintió y Cambaceres se fue al ataque. Se adelantó en el campo pero no encontró la manera de penetrar la defensa del equipo dirigido por Oscar Santángelo y, a la hora de regresar a defender, lo sufrió.

El Águila contó con no menos de tres salidas rápidas de contra para cerrar el partido. En una de ellas, Fonzalida remató de lejos, pero su tiro se fue cerca del palo.

Inmediatamente, llegó la más clara para el conjunto que hizo de local en Zarate, en un partido que se jugó sin público. Javier Valenzuela evitó la caída de su arco tras un remate de Clementino González.

A esa altura Fénix la pasaba mal y Santángelo movió las fichas en defensa. Salió Gonzalo Gil e ingreso Santiago Bonora para reforzar la defensa, cerrar el partido y así sumar tres puntos que lo dejan puntero e invicto junto a la UAI Urquiza y El Porvenir. En la próxima fecha recibirá a un golpeado Midland, probablemente el sábado.  

 

 

Comentarios