Nuestro presente: una nueva página web y suplemento especial

El sitio pilaradiario.com fue totalmente renovado y multiplicó el número de visitas. A fines de mayo se editará un suplemento especial sobre mitos y leyendas de nuestra ciudad.
miércoles, 5 de mayo de 2010 · 00:00

Uno de los principios básicos de El Diario ha sido siempre el de no conformarse con lo hecho hasta el momento, buscando nuevos caminos y posibilidades para llegar a sus lectores de la manera más completa y eficiente.

Desde el año 2006, el sitio www.pilaradiario.com entrega a través de internet la versión digital de El Diario, página que a partir de este año ha incorporado nuevas herramientas, como la actualización inmediata de los contenidos y la aparición de archivos de audio y video. Sin olvidar, claro está, la posibilidad de que los lectores dejen sus comentarios on line.  Actualmente, el sitio recibe unas 5.000 visitas diarias, cifra que va en aumento.

A su vez, la generación de nuevos productos está lejos de detenerse, en especial la emisión de suplementos. El 30 de este mes, con la edición de El Diario llegará un suplemento que acompañará los 13 años de vida del medio, con una temática muy especial: los mitos y leyendas del pueblo de Pilar.

El Diario nació un martes 13, y en 2010 cumplirá 13 años: qué mejor entonces que desafiar a las supersticiones y abordar aquellos relatos que fueron pasando de boca en boca –a veces, atravesando generaciones- y ya forman parte de nuestra cultura popular.

Historias de aparecidos, vecinos que dejaron un tendal de anécdotas, presencias extrañas, hechos inverosímiles (aquellos de los que muchos han oído hablar pero pocos han visto) serán los protagonistas del suplemento.

En definitiva, el domingo 30 llegará una buena oportunidad para atesorar un compilado de leyendas aún no escritas, pero indispensables para el forjamiento de la cultura y lazos de identidad de todo pueblo. Un material que despertará los recuerdos de los pilarenses de toda la vida y mostrará algo de la tradición oral del distrito a los vecinos radicados y las nuevas generaciones.

Comentarios