Marcado recambio turístico durante la Semana Santa en Pilar

La Dirección de Turismo afirmó que hubo un importante éxodo. Pero a cambio, las plazas hoteleras locales estuvieron colmadas. “La gastronomía funcionó muy bien”, indicaron.
domingo, 4 de abril de 2010 · 00:00


En el K 50, el vagón turístico orienta a los visitante sobre la oferta local.

 

 

Muchos se fueron, pero otros tantos eligieron hospedarse en estos pagos. De acuerdo a lo expresado desde la Dirección de Turismo del Municipio, la Semana Santa en Pilar estuvo caracterizada por un recambio constante.

“Fue un verdadero éxodo –expresó a El Diario Patricia Lugea, directora de Turismo-, la gente se fue de Pilar, pero en cambio los hoteles están al tope. Desde enero y febrero se previó que Semana Santa encontraría todas las plazas cubiertas”. La mujer indicó que además “hubo poca actividad nocturna, poco baile, pero la gastronomía sí funcionó muy bien el fin de semana: en todos los restaurantes del corredor de Panamericana había listas de espera de entre 40 y 60 minutos para poder ocupar una mesa. El flujo de gente es el doble”.

Sobre el constante recambio, Lugea comentó que Pilar “tiene esa particularidad: por un lado se van muchos, pero también llega mucha gente. Por la clase de oferta que hay, el distrito tiene visitantes, más que turistas. Es un sitio de ocio y consumo”. Además, explicó que “como tiene muy buena hotelería, la gente utiliza al distrito como ‘base’ para luego ir a San Antonio de Areco, Luján y demás pueblos cercanos”.

Además de las plazas hoteleras, “está creciendo mucho la tendencia de hospedarse en departamentos pequeños, ubicados en condominios. Pasa mucho con los empresarios o estudiantes”.

 

Todo el año

Lugea indicó que el distrito “no tiene estacionalidad, por eso es difícil elaborar estadísticas sobre el flujo turístico. No es como la costa, que tiene actividad de diciembre a marzo. Acá es todos los fines de semana, y suele ser gente que no pasea por la plaza: viene a los shoppings, a encontrarse con amigos o a jugar al golf”.

A su vez, en el vagón que la dirección tiene instalado en el kilómetro 50 se han confeccionado unas “autoguías” para aquellos que quieran conocer sitios específicos. Lugea explicó que sirven para que los que llegan buscando información puedan realizar por su cuenta un recorrido por ciertos lugares del Partido. Figuran el circuito religioso, el casco céntrico, el cenotafio de Malvinas, paseos de compras, canchas de golf, etc. 

 

 

Intento de robo

El vagón turístico del kilómetro 50 sufrió un intento de robo. El hecho ocurrió cerca de las 5 del viernes. Los delincuentes quisieron entrar forzando una puerta, pero comenzó a sonar la alarma y se dieron a la fuga.


Comentarios