Un goleador para la historia

martes, 28 de diciembre de 2010 · 00:00

 

Típico. Neuspiller con la boca llena de gol, su costumbre en Fénix.

 

Y este año Sebastián Neuspiller dejó a su eterno amor, Fénix. Debutó en la 4ª fecha del Torneo Apertura 1998 de Primera D, en la victoria 2-0 ante Yupanqui y desde entonces no paró de hacer goles.

A fuerza de gritos el Dandi fue ganando fama al salir todos los sábados en los suplementos deportivos de los diarios. Con un equipo protagonista en todas las temporadas de la D, el Doctor del Gol se despachó con un récord envidiable, fue uno de los pocos delanteros del fútbol argentino en marcar 6 goles en 2 partidos diferentes. El primero en el 7-1 ante Sacachispas, por el Apertura 1998, y repitiendo marcador pero ante Centro Español, por el torneo 2002/03.

El broche de oro a su carrera en la D fue el ascenso logrado en la temporada 2004/05, al vencer en una sufrida final ante Liniers y ganando por penales. Se despidió de la última categoría de AFA con un total de 181 goles en 183 partidos.

Ya en la C, Neuspiller terminó siendo el máximo artillero con 17 tantos en el torneo 2007/08 que su querido Cuervo perdió en el mano a mano el ascenso con Colegiales. En esta categoría, el Dandi alcanzó los 55 goles en 150 choques, sumando un total en su carrera de 237 tantos en 343 encuentros, para mezclarse entre los máximos artilleros del fútbol nacional.

El jueves 8 de abril de 2010 quedará en la memoria de muchos como el día que Neuspiller le dijo adiós a su segunda casa, a una de sus máximas pasiones como lo es Fénix, este club humilde del barrio porteño de Colegiales que llegó a Pilar para quedarse.

“Estoy tranquilo porque a lo largo de estos años di lo mejor”, resaltó con cierta amargura el Dandi. “Me entregué al máximo por esta camiseta. He cometido errores y aciertos, pero creo que fue más lo bueno que hice a lo largo de mi carrera”, destacó uno de los grandes goleadores en vigencia que tiene el fútbol de Ascenso y argentino.

El Dandi siempre señaló que entre sus goles más recordados está el que le convirtió a Berazategui, en la primera semifinal por el Torneo Final 2005 de Primera D y que después le terminaría dando el ascenso al club de Pilar. “El más importante fue contra Berazategui en la semifinal y de visitante. Íbamos 1-1 y hacerlo a los 44 minutos del segundo tiempo fue muy emocionante. Muy importante porque después llegamos a la final y ascendimos”, contó.

“Un estandarte”; “es la historia del club”; “un fenómeno”, “un jugador comprometido con Fénix”, “un goleador terrible”, “ya no hay jugadores así”, todo eso dijo la gente el día que se retiró. Esa misma gente que todavía lo extraña.

 

Comentarios