La generación dorada

El equipo de básquet femenino fue el mejor conjunto pilarense del 2010. Por primera vez alcanzó  la Zona Campeonato del máximo nivel de Capital Federal e hizo podio en la Liga Nacional B.

martes, 28 de diciembre de 2010 · 00:00

 

Van por más. Plantel de Primera División de Derqui. Un año para el recuerdo.

 

por Walter Cricrí

w.cricri@pilaradiario.com

 

Las comparaciones siempre son odiosas, y mucho más si se lo hace con la Generación Dorada del básquet argentino que se ha convertido en el ideal de equipo para todos los que aman este deporte.

Sin embargo, a escala local, la Primera División femenina de Presidente Derqui se está consolidando como la máxima expresión del deporte de la naranja en la zona.

En el 2010 dieron un salto de calidad para conseguir resultados históricos. Ya habituadas a la máxima categoría de Asociación Femenina Metropolitana (AFMB), las rojinegras se clasificaron por primera vez a la Zona Campeonato. El fantasma de la permanencia quedó en el olvido y las pupilas de Javier Prodan se codearon de verdad con los grandes (Vélez, Lanús, Unión Florida).

Esa actuación les abrió las puertas de la Liga Nacional B y allí también marcaron a fuego su presencia.

Arrancaron con una gran actuación en Córdoba, donde pasaron el reto y se llevaron el boleto al Cuadrangular Final por el título y ascenso. Les faltó el broche de oro a una campaña fantástica. Pero no contaron con todo el plantel (por trabajo y estudios) para ir a buscar la gloria a Salta. Igualmente, regresaron con un podio y la conciencia tranquila de haber luchado al máximo.

 

Desde adentro

Las propias protagonistas y el entrenador, Prodan, analizaron y desmenuzaron los secretos de este conjunto que hace historia y quiere seguir escribiéndola.

“En lo deportivo se cumplieron los objetivos propuestos. La Primera se consolidó dentro de los 6 mejores equipos del país y llegaron al Final Four de la Liga Nacional B”, destacó el DT. “Mucho tuvo que ver la preparación física a cargo de Santiago Sicardi, factor clave en el alto rendimiento”, destacó.

“Fue un gran año, pero no hay que conformarse, hay que lograr un mayor compromiso de todos (jugadoras, papás, dirigentes y entrenadores) e ir por más”, se ilusionó Chiqui.

 

Agrandadas

“Entrenamos mucho. No nos sentimos el equipo chico que no podía llegar a nada”, analizó Daniela Kohan, la conductora del conjunto, que para el 2011 anunció que dejará su puesto para dedicarse al referato.

“Apostamos a que podíamos llegar a ganar la Liga Nacional B. Pero una semana antes se bajaron 3 jugadoras y por eso no logramos más que un tercer puesto. Se complicó pelear el campeonato. Teníamos ganas de ganar, pero estuvo muy complicado”, se lamentó. “Como equipo, nos llevamos bárbaro y sirvió para crecer”, aseguró.

En cuanto al plantel, la Pety aseguró que las jugadoras “que aportaban a favor del equipo, están jugando en Derqui. Se hizo un grupo muy sano, muy compañero.”

Otro de los puntos decisivos que marcó fue el estado físico. “Nos pareció que al sueño de ser campeones en la Liga B, teníamos que sumarle a alguien que nos ponga firmes en la preparación física. Santi (Sicardi) nos ayudó un montón.”

Andrea Santamaría es la voz de la experiencia en este histórico conjunto. Su evaluación dice que ha sido “un año positivo, en el que terminamos muy bien en la tabla. Eso nos dio la posibilidad de jugar la Liga, que fue una experiencia muy buena.”

“Las cosas que nos propusimos, nos salieron bien. No terminamos primeras, pero hicimos un podio en la Liga Nacional, que sirve de mucho”, destacó.

Para el 2011, la ambición creció un poco más. “El siguiente paso que queremos es estar dentro de las 4 mejores de Capital, con Vélez, Lanús y Unión Florida. Por supuesto, volver a jugar la Liga, y tratar de ir más organizadas”.

A Melisa Sarco le quedó esa misma sensación este año. “Podríamos haber ido por un poco más. Hubo factores que no nos favorecieron, como jugadoras lesionadas. Afectó mucho al equipo que en las finales, nuestra capitana no iba a poder jugar”, remarcó la pivote.

En cuanto al salto de calidad, la Caña dijo: “Tuvo mucho que ver la manera cómo entrenamos. Este año fue la primera vez que tuvimos preparador físico todo el año, eso nos ayudó un montón. El estado físico mejoró notoriamente.”

Y la mentalidad fue otro factor determinante. “Fue el cuarto año que estábamos en el Nivel 1. Ya no queríamos jugar para no descender, sino demostrar que éramos un equipo para más que estar en mitad de tabla. Por eso nos preparamos más. En nuestra mente estaba llegar a más.”

 

-¿Cómo esperan el 2011?

- Estaría bueno volver a jugar la Liga B y que tengamos un mejor resultado. Y en Capital, ya no vamos a ir sólo por quedar entre los 6, sino alcanzar el Final Four. Dar un paso más. Queremos demostrar que Derqui tiene un muy buen equipo y no somos uno más. Siempre miramos para arriba, y buscamos más de lo que conseguimos el año anterior.

 

“Pueden dar otro salto de calidad”

por Santiago Sicardi*

Es un excelente grupo de personas que a lo largo del año demostró muy buena predisposición tanto adentro como afuera de la cancha. Hay que tener en cuenta que lo que hacen es totalmente amateur, por eso creo que tiene un mérito extra lo que lograron este año.

Desde que llegué al club me sentí muy cómodo. Javier Prodan me dio una total confianza para que haga mi trabajo y desde el primer día siempre hubo respeto y buena predisposición para entrenar.

Era evidente que había un gran entusiasmo por crecer como equipo y prepararse de la mejor forma para encarar el año.

Hicieron un gran esfuerzo durante la primera parte con el objetivo principal que era meterse entre las 6 mejores del torneo de Capital.

A lo largo del torneo el equipo fue creciendo, perdiéndole el respeto a los demás equipos y jugando con más personalidad los partidos claves. A eso le agregaría el sacrificio general ya que son un equipo corto y humilde, pero muy aguerrido. Sabiendo cuales eran sus limitaciones y virtudes pudieron sacar muy buenos resultados.

Lamentablemente no se pudo ganar el torneo de la Liga B, pero lo que rescato es que las chicas se llevaron una gran experiencia que les va a servir para el futuro.

Creo que deben seguir por este camino para que el año que viene, corrigiendo un par de detalles, el equipo pueda dar otro salto más de calidad.

Como jugador, lo que me sorprendió fue cómo metía de tres Andrea (Santamaría) cuando estaba derecha. Las bandejas pasadas de María Rosa, la potencia de piernas de Belén (Echeverría), la multifuncionalidad de Vero Lugo y el gran conocimiento que tenía el DT de las rivales.

 

(*) preparador físico de  la Primera División de Derqui y jugador de Primera de Sportivo Pilar.

 

 

Una por una, según Javier Prodan

María Rosa Migliardi: “Es la capitana y el alma de equipo, y una de las razones del gran presente del básquet femenino derquino.”

Verónica Lugo: “Es el corazón de la Primera. Jugadora polifuncional, que siempre va a sacar la cara por el equipo. Un crack.”

Carla Lugo: “Retornó a su nivel (Anyi hizo las inferiores en Vélez) y siempre fue una opción en ofensiva y defensa cuando le tocó marcar a la figura contraria.”

Andrea Santamaría: “Es la experiencia y, para mí, una de las mejores tiradoras de tres puntos del torneo.”

Melisa Sarco: “Se consolidó como un pivote confiable en la máxima categoría.”

Yamila Rodríguez: “Otra muy buena opción en el juego interior. Tiene todas las condiciones para ser desequilibrante.”

Belén Echeverría: “Un refuerzo de lujo que le dio un plus al equipo. Tremenda goleadora. Ojalá el año que viene podamos contarla para todo el campeonato y la liga B.”

Daniela Kohan: “Una gran defensora con mucho temperamento.”

Rocío Cardozo y Romina Carbonel: “Siempre estuvieron listas para saltar a la cancha cuando se las necesitó.”

Comentarios