Un equipo joven con genes de campeón

En apenas cuatro años de vida el conjunto local obtuvo tres títulos de la Liga Escobarense. La continuidad del proyecto y de Guillermo Muchelini como DT, una de la claves.  

martes, 28 de diciembre de 2010 · 00:00

 

El grito sagrado. El festejo de los jugadores de Pilar FC el día de la consagración.

 

 

por Fernando Morales

f.morales@pilaradiario.com

 

Con la reciente consagración en el Torneo 2010 de la Liga Escobarense, Pilar Fútbol Club le dio continuidad a un fenómeno poco común. El conjunto Albinegro coronó una campaña notable en el máximo campeonato del fútbol regional y alcanzó su tercer título en apenas cuatro años de vida. De esta forma, se aseguró otro año en el Torneo del Interior (clasificó para el 2012) y estará por cuatro temporadas consecutivas en la base del fútbol profesional argentino.

Pilar FC es uno de los equipos más jóvenes de la Escobarense. Desembarcó en 2007 y, tras un año de adaptación, fue convirtiéndose en el conjunto más ganador y contundente de la competencia.

En 2008, Pilar FC se adjudicó el Apertura casi sin atenuantes, ganando 11 de los 13 partidos. Luego, desestimó el Clausura para enfocarse en el Torneo del Interior. Al año siguiente, fue subcampeón de Unión en el Torneo Inicial, el más numeroso de la Escobarense, con 17 equipos. Y cerró el 2009 con el título del Clausura.

Esta temporada, en el primer certamen largo de la Escobarense luego de varios años, Pilar FC ratificó la seriedad de su trabajo con el éxito más festejado de su corta vida.

De los últimos 5 torneos, el Albinegro ganó 3, alternándose con Unión de Del Viso y Caza y Pesca, dos clubes que cuentan con el respaldo de toda una entidad. De hecho, los dos clubes mencionados, más Atlético Pilar y Monterrey, que está en plena formación, son los únicos que cuentan con sede social. El resto puede definirse como equipos de fútbol que buscan una porción de gloria en el último escalón del fútbol nacional, aunque lo de Pilar FC excede claramente esa definición.

La regularidad y continuidad de este elenco en lo más alto de un torneo tan exigente no es simple casualidad, y lo posiciona por encima de la mayoría de sus rivales.

El técnico Guillermo Michelini, conductor en los tres títulos, ratificó sus condiciones para encaminar el equipo a la cumbre de la Escobarense. Superó los recambios que sufrió el plantel tras la primera conquista y mantuvo la competitividad con muchas caras nuevas. Asimismo, a la hora de enumerar cuales son los aspectos claves para emular semejante campaña, los dirigentes y jugadores coincidieron en que “la responsabilidad y compromiso” fueron los factores que aseguran el éxito y la continuidad del proyecto.

En la última década, el único que siempre se mantuvo firme pese a los recambios generacionales y contratiempos fue Caza y Pesca. Por ende, el repentino éxito del equipo pilarense lo posicionó como el principal rival de los torcuatenses. Ahora, ambos se dirimen en mote de cappo di tutti en el certamen regional. Con la reciente victoria por penales ante Caza y Pesca en la final, Pilar FC demostró que llegó para quedarse.

 

 

Comentarios