Cinco horas de terror

El 22 de julio, un delincuente mantuvo a unas 40 personas cautivas. La toma de rehenes comenzó al mediodía y finalizó a las 17. Finalmente, Jonathan Josué Coronel, de 20 años, se entregó.

martes, 28 de diciembre de 2010 · 00:00

 

Una de las imágenes del año: el Chilenito atraviesa la calle Rivadavia y se entrega.

 

Parecía ser una mañana más en el centro de Pilar. La gente entraba y salía de los comercios del centro sin presagiar lo que vendría. Alrededor de las 12, la balacera sorprendió a todos en las inmediaciones de Tucumán y Rivadavia, una de las esquinas más concurridas.

El 22 de julio, durante cinco horas se desarrolló una toma de rehenes en la sucursal del Banco Nación, hecho protagonizado por un delincuente de 20 años, Jonathan Josué Coronel, alias “Chilenito” y vecino de la localidad de Manuel Alberti.

Pocos minutos después del mediodía, un grupo de delincuentes ingresó fuertemente armado a la sucursal bancaria: luego de tomar algunas bolsas con dinero, se dispusieron a escapar, pero antes debieron trenzarse en un feroz tiroteo con personal policial que se encontraba en la entrada del lugar (se oyeron más de treinta disparos).

La mayoría logró escapar, pero uno de ellos no pudo hacerlo y se quedó dentro del banco, tomando como rehenes a medio centenar de personas, entre clientes y empleados, situación que se prolongó durante toda la tarde.

De inmediato, los móviles policiales llegaron para rodear al edificio, así como los medios periodísticos nacionales. Separados 100 metros del Banco Nación, periodistas, parientes de los rehenes y curiosos aguardaban expectantes el desenlace, mientras de vez en cuando se liberaba a alguno de los cautivos. La tensión subía cada vez que el “Chilenito” salía a la puerta apuntando a la cabeza de algún rehén.

Cuando parecía que la toma de rehenes iba a prolongarse durante varias horas más, alrededor de las 17 Jonathan decidió rendirse. El joven salió por sus propios medios del Banco Nación y fue llevado a pie por la policía hasta la sede de la Fiscalía, ubicada a 100 metros del edificio.

Mientras duró su estadía dentro del banco, tuvo tiempo para pedirle a un empleado que armara cigarrillos de marihuana con billetes de 100 pesos. Hoy permanece detenido en la comisaría de Manuel Alberti, a la espera del juicio.

Las noticias sobre el hecho recrudecieron a fines de noviembre: el 19, un hombre murió al tirotearse con policías que lo fueron a detener por su presunta participación en el robo al Banco Nación, operativo por el que también fueron apresadas otras siete personas.

 

 

Comentarios