Boxeo, pasión de multitudes

Con las mediáticas peleas de los Pesados, Pilar se convirtió en el epicentro de las veladas pugilísticas. Y con ello la llegada de escuelas municipales que abrieron el camino a futuras promesas locales.

martes, 28 de diciembre de 2010 · 00:00

 

La pelea entre Chiquito Zárate y La Mole Moli en el Peñarol, uno de los hechos deportivos del año.

 

por Martín Antoniazzi

m.antoniazzi@pilaradiario.com

 

Este año será recordado por los amantes del boxeo como su temporada. Después de varias décadas sin muchos ruido, los mediáticos combates de los peso Pesados convirtieron a Pilar en el epicentro de las grandes veladas. Como consecuencia de ello, se generó la creación de varias escuelas municipales que abrieron el camino a futuras promesas locales.

El boxeo tuvo este año su “pasión de multitudes” y todo ello generado a partir de la astucia que tuvo Ezequiel Zárate de tirarse de cabeza y soñar con el título argentino de los pesos completos.

Grandes figuras pasaron por la ciudad, que tuvo como centro de atracción el gimnasio semicubierto del Club Peñarol. De la mano de Chiquito Zárate, fueron pasando los principales referentes de la categoría mayor del arte de los puños.

Desde enero se generó una movida que poco a poco ganó adeptos y rebalsó las presentaciones en Peñarol. Zárate fue ganando protagonismo y su desafío con las grandes figuras de los Pesados empezó a hacerse realidad.

Tal es así que llegó a meterse entre los 5 mejores del ranking nacional de la categoría y ello le valió el derecho de retar a los mejores. Por eso, a mediados de mayo, protagonizó una de las peleas más duras con el mediático Fabio La Mole Moli.

El cordobés lo marcó de por vida, ya que sufrió su primer nocaut en contra de su carrera dentro de la divisional, en una noche que el Peñarol reventó de gente además de verse rodeado por las principales figuras de los Pesados como el Patón Basile o el Carnicero Díaz.

Pero además la convocatoria de varios programas televisivos que luego reflejaron el color y la atracción que generó La Molepeleas para calentar el clima previo a los combates. en Pilar. Y algunas

La trascendencia de la pelea se acrecentó aún más con la presencia de Moli en “Bailando por un Sueño”, del programa ShowMatch, que conduce Marcelo Tinelli por El Trece.

Más allá de la derrota de Zárate ante La Mole, el fenómeno del boxeo como “pasión de multitudes” se sostuvo con otras presentaciones un par de meses después. En agosto le tocó el turno a Lisandro Díaz de prepararse para defender la corona nacional y en una sorpresiva pelea, Miguel Ángel Morales dio la nota al ganarle por puntos a un Carnicero que en noviembre último perdiera el título ante Moli, en Córdoba.

Pero no toda la actividad quedó concentrada en Pilar sino también hubo demostraciones en Derqui y Del Viso, con la participación de las futuras promesas locales, que poco a poco se van abriendo paso dentro del amateurismo y sueñan con llegar a ser glorias.

De la mano de las escuelas municipales, como la que conduce Pedro Décima, ex campeón del mundo de los Súpergallos de la Confederación Mundial (CMB), en Presidente Derqui, o la otra que funciona en Del Viso.

Estas dos ciudades también se repartieron el protagonismo con veladas amateurs. Pero en Derqui fue la presentación de Gustavo Kapusi, que en un fallo polémico perdió su combate de los Cruceros y por el que aún pide revancha.

Sin dudas que nuestro distrito fue epicentro de las peleas más mediáticas que se sucedieron en el último tiempo y el 2011 parece continuar por la misma vía, ya que aparece como una de las posibles plazas para el gran combate que sueña Walter Masseroni ante el retirado Mike Tyson, por el título de la CMB, en febrero próximo.

 

 

Comentarios