Enoturismo

Las cavas de Bodegas López comparten 120 años de historia

Bajo la superficie y en distintos subsuelos se descubre la evolución de una trayectoria familiar compartida por más de un siglo.

Las cavas de Bodegas López comparten 120 años de historia

En 1998 Bodegas López cumplía 100 años y la mejor manera de celebrarlo fue abriendo sus puertas al Turismo. Con ese fin se acondicionó lo que era el edificio de oficinas hasta ese momento, contiguo a la Antigua Casona, bajo los cuales en sus sótanos, se encontraba una vieja cava, que reacondicionada y renovada, se convertiría en la Cava Principal. Con el estilo de las antiguas cavas francesas de ladrillo abovedado y su gran salón circular, en un entorno de vinos de guarda estibados, pasó a ser el corazón de una serie de galerías y túneles que recorrerían la Bodega bajo tierra.

Con una propuesta interesante y accesible, más de un siglo de rica historia y el enoturismo en franco crecimiento, la alta demanda no se hizo esperar. Como respuesta a esta afluencia cada vez mayor, en 2010 inauguró el nuevo Centro de Atención al Turismo. Una gran obra que vinculó y enlazó la historia arquitectónica de la Bodega, permitiendo recorrer y descubrir cada rincón de la misma.

Para ello también se construyó un nuevo túnel subterráneo, que vinculó los subsuelos de la antigua planta de aceite de oliva, ahora reciclados como museo, a la Cava Principal. Allí se atesoran publicidades de antaño y fotografías de las cuatro generaciones de esta familia de bodegueros, además de máquinas, herramientas y utensillos empleados antiguamente en las labores de la bodega.

A su vez los pasillos llevan hacia las naves de producción, donde se descubren las piletas de hormigón y posteriormente los enormes tanques de acero inoxidable, reflejando cronológicamente la incorporación de estas tecnologías. Ambas se sumaron con el correr del tiempo a los grandes toneles de roble francés, presentes desde los inicios.

Así se encuentra con la esencia de “El Estilo López”: las salas de añejamiento con estos grandes toneles, coronadas con el más grande exponente de la Bodega: el tonel 614, de 35700 litros de capacidad.

Pero aún hay más: dos niveles bajo el área de fraccionamiento, el silencio comienza a reinar hasta volverse omnipresente. Allí es donde se guardan celosamente las Cosechas Especiales, verdaderas “cápsulas del tiempo” que permiten disfrutar joyas enológicas como Chateau Vieux (desde cosecha 1938), Montchenot (desde 1956), Rincón Famoso (desde 1966) o Selección López (desde 1967), entre otros.

Tesoros que reflejan más de 120 años de compromiso con la calidad, labrando una historia desde el trabajo y el amor al detalle. Tiempo, paciencia y dedicación: “El Estilo López”.

Galería de fotos