Travel tech

Airbnb podría ser el Amazon de los viajes

La expansión de la marca Airbnb se ha traducido en una valoración de mercado de más de 30.000 millones de dólares.

Airbnb podría ser el Amazon de los viajes

En los últimos doce años hemos sido testigos del espectacular crecimiento y diversificación de Airbnb.  La estrategia de la compañía parece ser sencilla; si hay una necesidad de alojamiento, proporcionará una solución, sin importar el tipo de huésped o la excentricidad de la preferencia.

Esta versatilidad los pone en paralelo con Amazon.com, que sigue el mismo enfoque básico para la venta retail de productos. Cabe destacar que con el tope de mercado de Amazon que se acerca al trillón de dólares, la próxima salida a bolsa de Airbnb parece que podría ser un ganador desbocado.

El éxito de Airbnb radica en una combinación de adquisición y desarrollo de productos. Su compra de la firma Beyond en 2017 fue rebautizada para convertirse en el producto de lujo mencionado anteriormente; un movimiento apoyado en gran parte por los esfuerzos realizados para construir la marca Airbnb Plus un par de años antes.

Su más reciente adquisición de HotelTonight sin duda se incorporará a alguna nueva sub-marca o funcionalidad aumentada dentro de la plataforma central. Airbnb for Work, Airbnb Experiences y Airbnb Adventures representan sólidos verticales para un crecimiento continuo.

Tiene sentido comprar este nivel de diversificación de segmentos con cualquiera de las empresas hoteleras tradicionales. En lugar de crear extensiones de producto significativas, su enfoque ha sido diversificar sus ofertas de marca tradicionales, con una diferenciación basada principalmente en los niveles de servicio.

En cualquier caso, la verdadera fuerza de Airbnb reside en su conocimiento de marca. Entre los numerosos rankings de marcas, ya está registrada en el Top 100 de Brand Finance y está considerada entre las marcas más innovadoras del mundo de Fast Company.

Pero lo que es más interesante es cómo todo esto se relaciona con el consumidor. Airbnb ha entrado en la lengua vernácula mundial como sinónimo de homesharing, del mismo modo que alguien piensa en Kleenex cuando en realidad quiere u pañuelo, da igual la marca.

Este reconocimiento fundamental y profundamente arraigado del consumidor es la herramienta de marketing más valiosa disponible. En este punto, ya no es sólo un líder del mercado, sino una marca que influye en la industria y en los consumidores de todo el mundo, ayudando a dar forma a la esencia misma de cómo se comportan las personas y cómo funcionan nuestras sociedades.

Basta con ver cómo las compras online, lideradas por Amazon, han reducido el tráfico a los centros comerciales o cómo el uso compartido de la vivienda, liderado por Airbnb, ha trastocado para siempre el mercado inmobiliario.

¿Qué significa esto para los hoteles? que Airbnb no es una moda pasajera. Independientemente del estilo o nivel de calidad del hotel, debe considerar a Airbnb como un competidor clave, así como un canal de distribución.

Cualquier negocio debería examinar los datos demográficos de sus clientes para, posteriormente, imaginar cómo cambiarán en los próximos cinco a diez años a medida que millennials con aún menor lealtad a la marca de los hoteles tradicionales continúen tomando el lugar de las generaciones mayores.

Para que Airbnb pueda mantener su actual estructura de crecimiento de ingresos, tendrá que seguir creando inventario. Con oportunidades de alojamiento alternativo que muestran signos de saturación en algunos territorios clave, el siguiente paso lógico es aprovechar las habitaciones disponibles dentro del sector hotelero tradicional.

 

Fuente: Smarttravel.news