Travel Tech

El primer hotel espacial simulará una rueda gigante suspendida en el vacío

Diseñado por la Fundación Gateway operará a partir de 2025 en la Estación Espacial Von Braun.

El primer hotel espacial simulará una rueda gigante suspendida en el vacío

El primer hotel espacial comercial se parecerá a un crucero. Nada tendrá que ver con las estaciones espaciales que tantas veces ha recreado el cine de ciencia ficción. Y es que la Fundación Gateway está diseñando el que será el primer hotel espacial del mundo, la Estación Espacial Von Braun. Se unen así a compañías como Orion Span que también están trabajando para conseguir llevar turistas al espacio o a la luna.

Esta estación tendrá gravedad, cocina, bares e interiores realizados con materiales naturales y coloridos. «Ir al espacio se va a convertir en otra opción de viaje para los turistas, como ir de crucero o a Disney World», indica Tim Alatorre, arquitecto que está ideando este proyecto, a la revista de arquitectura Dezeen.

El objetivo que se plantea la Fundación Gateway es que el Von Braun esté operativo para 2025 con 100 turistas visitando la estación cada semana. «Debido a que los costes del viaje son muy elevados, todavía existe una concepción generalizada de que solo las personas muy ricas podrán acceder a estos viajes; sin embargo, la Fundación Gateway tiene por objetivo minimizar al máximo el coste para que estos viajes estén disponibles para el mayor número de personas posible».

El hotel tendrá gravedad artificial

La estación espacial se basará en la tecnología que actualmente se utiliza para la Estación Espacial Internacional (ISS), sin embargo, a diferencia de esta, el hotel tendrá gravedad artificial, lo que hará que los turistas se sientan mucho más cómodos. Este diseño se basa en una serie de conceptos desarrollados en los años 50′ del siglo pasado por el ingeniero aeroespacial Wernher von Braun, de ahí que la estación lleve su nombre.

La Von Braun consistirá en una rueda de 190 metros de diámetro que girará para crear una fuerza gravitacional similar a la que se siente en la luna. Alrededor del volante habrá 24 módulos individuales equipados para dormir, entre otras funciones de apoyo.

«También habrá muchas de las cosas que se encuentran en un crucero: restaurantes, bares, conciertos, cine y hasta charlas educativas», afirma Alatorre.

Módulos para turistas y para científicos

Algunos módulos se alquilarán también como residencias individuales, mientras que otros se ofertarán a diferentes gobiernos con fines científicos. En total, la Fundación Gateway espera que la población de la rueda Von Braun sea de unas 400 personas.

La fundación quiere que los visitante se sientan lo más cómodos posible, por eso va a rechazar el interiorismo futurista, que tan acostumbrados estamos a ver en las películas de ciencia ficción, para decorar la estación con una decoración mucho más familiar. «En la película 2001: Odisea en el espacio, la Estación Espacial 5 que diseñó Stanley Kubrick era muy estéril, blanca, tipo museo», señala el arquitecto. «Aunque daba una sensación muy futurista, el espacio no parecía muy acogedor», concluye.

Asimismo, Alatorre señala que los avances científicos permiten crear sustitutos de materiales naturales mucho más livianos y fáciles de limpiar, «pues no es factible poner en órbita materiales como la piedra o la madera». Además, el uso de telas, iluminación y pinturas de colores cálidos ayudarán a los turistas a sentirse como en casa.

Fuente: Tecnohotelnews.com

Galería de fotos