Destino Norteamérica

Riviera Maya: Encanto a la mexicana

Playas caribeñas, sitios arqueológicos, la segunda barrera de arrecifes más grande del mundo, cenotes, gastronomía regional, tiendas de artesanías, free shops y vida nocturna caracterizan la región.

Riviera Maya: Encanto a la mexicana

Por Esteban Eliaszevich

Riviera Maya es una zona turística situada a lo largo del Mar Caribe en el Estado de Quintana Roo. Se extiende a lo largo del litoral desde la localidad de Puerto Morelos, al Norte, hasta la localidad de Punta Allen al Sur, unos 130 km de longitud.

En lo que alguna vez fueron pueblos de pescadores, hoy se erige un corredor turístico, cuyas temperaturas oscilan entre 25º y 30º, que ofrece lujosos hoteles y resorts, restaurantes de primera categoría, espacios para vivir al máximo la vida nocturna, exclusivos spas, centros comerciales y campos de golf.

Un lugar donde se vive y disfruta la belleza del Caribe Mexicano.

 

A través de sus apariencias

Riviera Maya es una maravilla natural y cultural. Por todas y cada una de sus facetas.

La primera destacable es su decorado de selva y playas de arenas blancas con aguas turquesas transparentes: una invitación permanente a relajarse en las orillas y deleitarse con el paisaje reinante. Dato que justifica porque muchos visitantes permanecen toda su estadía en los resorts gozando sol y playa junto a todas las comodidades y entretenimientos que brindan los diversos complejos hoteleros.

Los espíritus más inquietos, por su parte, encuentran un destino que ofrece opciones más que interesantes para la exploración y el esparcimiento.

Parte de ello son sus costas, provistas del vasto arrecife coralino, hogar de una enorme variedad de especies marinas, que invitan a la práctica del esnórquel, buceo y una extensa gama de deportes acuáticos en cualquier punto de su geografía.

También se pueden practicar actividades acuáticas en los cenotes, piletas naturales que se forman dentro de las cavernas por la desembocadura de ríos subterráneos, que regalan otra vivencia alucinante cuando se nada en sus aguas transparentes. Ambas experiencias merecen un capítulo aparte.

En cuanto a sus rastros del pasado, destellan por carácter las antiguas ciudades de Tulum y Cobá, que descubren y permiten contacto directo con los vestigios del mágico mundo maya.

Estos atributos identifican a la Riviera Maya y son motivos más que válidos para conocerla.

La recorrida puede iniciarse por el mayor centro turístico de toda la región; Playa del Carmen, el lugar más animado, concurrido y cosmopolita de la Riviera.

De enorme crecimiento demográfico en los últimos años, tiene como puntos salientes el litoral (se extiende por unos cinco kilómetros entre cocoteros), bares, restaurantes, hoteles, un embarcadero y agitada vida nocturna.

Las jornadas allí transcurren entre las arenas y la Quinta Avenida, una arteria concurrida a toda hora, que concentra una iglesia con vista al mar y un sinfín de tiendas de souvenirs, artesanías, platería, casas de cambio, agencias de turismo, free shops, hoteles y gran variedad de bares y restaurantes.

Las noches, por su parte, son las más vibrantes, alegres e intensas de la Riviera Maya, ya que se combinan el temperamento y energía de personas de todo el mundo, creando un ambiente multiétnico incomparable. Playa del Carmen, es el destino perfecto para los que buscan diversión junto al mar.

Quienes prefieran entornos más tranquilos o espirituales, deben saber que la Riviera Maya los ofrece por doquier.

Agrada por su naturaleza

Uno de esos ámbitos e imperdible de la zona es Cozumel, la isla más grande de México.

Se encuentra frente a Playa del Carmen, un transbordador comunica las dos riberas en un poco menos de una hora, y sobresale por su fantástico lecho submarino, que aglutina buena parte del Gran Arrecife Mesoamericano, también llamado Maya, que es el segundo más grande del mundo. En estos arrecifes han encontrado su hogar más de 250 de especies de peces tropicales incluyendo al pez ángel reina y al pez sapo que no se ven en ninguna otra parte del mundo, tortugas marinas, y una variedad inagotable de especies marinas. Los amantes del buceo y el esnórkel, entre peces tropicales, rayas y tiburones ballena, encuentran aquí su lugar en el mundo.

Otro punto de interés en Cozumel (la isla puede unirse en ciclomotor o jeep) es “El otro lado”, sitio que se encuentra hacia el oriente, con largas playas de arena blanca bañadas por las olas poderosas del Atlántico. Cozumel es paradisíaco por donde se explore.

Hasta aquí Playa del Carmen y Cozumel dejan a la vista buena parte de la belleza de la Riviera: Cobá, Tulum y la Reserva Sian Ka an la amplifican.

Ya de retorno en el continente, se puede viajar el pasado a través de las ruinas arqueológicas que se diseminan por el territorio. Cobá, una de las ciudades mayas más grandes del Período Clásico, es parte de ellas y amerita la visita.

Situada hacia el Oeste de Tulum, a una media hora en auto, exhibe la pirámide Maya más alta de la península de Yucatán: Nohuch Mul. Desde su cima, a unos 40 mts de altura, se obtiene un paisaje inolvidable que recompensa el esfuerzo de subirla. Otro edificio notable que vale la pena ver es la Iglesia, que estaba dedicado al culto y mide 25 metros de altura. La visita a Cobá tiene un añadido y es que todos los edificios se encuentran en medio de las frondosas selvas, donde uno se deleita con las vistas de su flora y fauna. Cobá es fabuloso y se complementa de maravillas con Tulum, un destino eco-arqueológico ideal para los amantes de la naturaleza, el sol, y la historia.

Con un rico pasado

Tulum es un lugar esencial de la Riviera Maya; sobresale por sus playas edénicas, las únicas ruinas mayas erigidas junto al mar y la vecina Reserva Natural de la Biósfera de Sian Ka´an.

Situada al Sur de la Riviera Maya y acurrucada entre la arena blanca y la exuberante selva tropical, se divide en la Zona Hotelera, el Pueblo y Zona Arqueológica.

En la primera se encuentran algunas de las más espectaculares playas de la costa caribeña; muchas aún vírgenes. La zona se distingue por su sencilla arquitectura que demuestra un profundo respeto por el medio ambiente; sus rústicas cabañas y pequeños hoteles fueron construidos en total armonía con la belleza natural de los alrededores.

El pueblo, por su parte, consta de una avenida principal sobre la cual se desarrolla toda la actividad comercial. Ofrece tiendas de artesanías y autoservicio, pequeños restaurantes, estación de autobuses, supermercados, banco y oficina postal.

En el área conocida como la Zona Maya, surge el único sitio de esta cultura construido frente al océano por aquella sabia civilización.

La antigua urbe amurallada yace dos kilómetros al Norte de la Zona de Playa, sobre un acantilado, y conserva un conjunto de estructuras bien cuidadas, entre las cuales destaca “El Castillo”, la más grande e imponente de todas. Las construcciones giraban en torno de sus dioses, y pueden verse en el Castillo y el Templo, que tienen figuras decorativas que representan al dios de las abejas, Ab Muzen Cab, o a Venus, custodia de la costa y del comercio. El paisaje de playa y selva es una de las grandes atracciones de Tulum, y las ruinas arqueológicas, sin dudas, su gran legado.

Otro sitio de excepción por allí es la Reserva de la Biosfera Sian Ka’an (“Lugar donde nace el cielo”). Patrimonio de la humanidad por Unesco, sus 528,147 hectáreas de área protegida preservan una gran diversidad de animales y vegetales. Cuenta con playas delgadas, extensas y solitarias, acantilados cargados de palmeras, un mar fabuloso que contiene el Gran Arrecife Maya, y una laguna inmensa, que puede recorrerse mediante excursión en lancha y flotadas. La misma atraviesa diversos canales y permite descubrir ruinas arqueológicas casi desconocidas como Xlapak, un templo misterioso y solitario en medio de las aguas. También se observan termiteros de tamaños sobrenaturales, manglares, avifauna y flora en todas sus formas. Sian Ka an es una muestra asombrosa de biodiversidad y otro punto saliente de Tulum.

Conocidos gran parte de sus atributos, queda manifiesto porque Riviera Maya es uno de los destinos mexicanos más afamados en el mundo.

Mística y recreativa, agrada por su naturaleza con un rico pasado. Fundamentos para elegirla, disfrutarla y recordarla por siempre.

 

HOJA DE RUTA

Cómo llegar: Buenos Aires-Cancún; Aerolíneas Argentinas (www.aerolineas.com) Donde alojarse: Grand Bahía Príncipe Tulum (www.bahía-príncipe.com)

Alquiler de auto: Avis (www.avis.com)

Galería de fotos
1
0