Rechazan derogar una tasa municipal que reclamaba el Parque

El deliberativo desechará el pedido de la CEPIP de que se elimine un tributo que pagan las empresas del complejo. La contribución sirvió para construir el centro de equipamiento del predio fabril.
jueves, 17 de junio de 2010 · 00:00

 

Zúccaro recibirá ahora en persona los reclamos de la cámara empresaria.

 

 

por Aníbal Mon

a.mon@pilaradiario.com

 

El malestar entre el gobierno y las empresas del Parque Industrial crece. Y esa disputa suma ahora un nuevo actor: el Concejo Deliberante. Porque durante la sesión que se realizará esta tarde, los ediles mandarán a archivo un proyecto impulsado por la cámara empresaria del complejo fabril (CEPIP), que proponía la derogación de la tasa municipal creada en el 2008 con el fin de obtener los recursos necesarios para la construcción del Centro de Equipamiento Comunitario del predio privado.

La propuesta de la CEPIP ya fue denegada el martes último por la Comisión de Hacienda del deliberativo y sólo se espera que hoy quede ratificada esa decisión mediante un argumento que despertará una nueva polémica.

Porque para justificar la no derogación del tributo, el concejal oficialista Walter Roldán –que preside la comisión en cuestión- manifestó que la cámara sostiene que la razón de ser de la tasa fue solamente la “construcción” del centro de equipamiento, cuando en realidad -según el edil- el objetivo del tributo no es sólo la edificación del cuartel de bomberos, la Delegación Municipal, la dependencia policial y el centro de capacitación de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), sino también el “mantenimiento” de esos establecimientos. 

En este sentido, el texto del Artículo 222 de la Ordenanza Fiscal y Tarifaria del 2008, que crea el tributo y al que tuvo acceso El Diario, es claro y avala la interpretación de los concejales que integran la Comisión de Hacienda: “Se establecerá como tributo específico para ser afectado  exclusivamente a la construcción de establecimientos educativos, cuartel de bomberos, policía provincial, y delegación municipal en el área denominada como  Parque Industrial y zona industrial lindera. Los montos recaudados por el presente tributo tendrán carácter de afectación específica para la construcción y mantenimiento de las obras citadas”.

Roldán subrayó, además, que el expediente donde figura el reclamo de la CEPIP no hace ninguna mención respecto a cómo se financiaría el sostenimiento del Centro de Equipamiento Comunitario si es que se deja sin efecto la tasa creada para tal fin.

 

El pedido polémico

A través de un escrito presentado semanas atrás, la CEPIP le había solicitado al Municipio la urgente derogación de una tasa municipal, que todavía abonan las empresas del complejo fabril, y que había sido creada –según sostienen desde el Parque- con el objetivo específico de construir dentro del predio el centro de equipamiento (que incluye un destacamento de bomberos, una oficina municipal, una dependencia policial y un centro de capacitación) que ya fue concluido e inaugurado.

“La finalidad de esa tasa era la construcción del centro de equipamiento que ya fue concluida. Consideramos que el mantenimiento del centro no requiere de esta contribución, debido a que el cuartel de bomberos lo seguirá manteniendo el consorcio como hasta ahora, la dependencia policial está a cargo de la Provincia, y la sede de la UTN debería ser solventada por la tasa educativa que cobra el Municipio y para la cual las empresas del Parque ya abonan 600 pesos por bimestre, así que no tiene razón de ser que haya otro tributo que se superponga a ese”, le argumentaba días atrás a El Diario el gerente de la cámara, Jorge Alonso.

Además, el representante de la CEPIP agregó en ese entonces que, en concepto de la tasa de construcción del centro de equipamiento, las empresas del complejo fabril abonan en la actualidad a razón de 130 pesos mensuales por hectárea, lo que equivale a 0,013 pesos por metro cuadrado. Este cálculo implica que el Municipio recauda cerca de 120 mil pesos por mes por este tributo, si se tiene en cuenta que el Parque posee 900 hectáreas en manos de los contribuyentes.

 

Gobierno vs Parque

Otro frente de conflicto abierto

El pedido de la cámara empresaria del Parque Industrial, quien le reclamó al Municipio que le retribuya a las empresas del complejo fabril -mediante descuentos en las tasas- las contribuciones que realizan las industrias para el mantenimiento de calles públicas, es otro de los frentes de conflicto abiertos entre la CEPIP y el gobierno.

La respuesta oficial vertida desde el Ejecutivo sobre este controvertido tema fue que el pedido del Parque “fue derivado a las áreas técnicas correspondientes para ser analizado”. Pero aclararon que todavía no hay ninguna resolución sobre la propuesta de la cámara a la que calificaron como “compleja”.

Cabe recordar que los cortocircuitos entre Parque y gobierno se habrían originado ya a raíz de piquetes y protestas generadas meses atrás dentro del predio industrial, que habían sido impulsadas por sindicalistas afines al Ejecutivo, que incluso estaban vinculados con la controvertida Dirección Gremial creada por el intendente Humberto Zúccaro.

Para tratar de zanjar las diferencias con el Municipio, la CEPIP sólo aceptaría mantener una reunión con el jefe comunal, encuentro que gestionarán con carácter de urgente en las próximas horas.

Comentarios