Todos somos Pilar

por Humberto Zúccaro*
viernes, 1 de junio de 2012 · 00:00

Felices 15 años a todos los trabajadores de El Diario y a sus lectores, que son fundamentales en el proceso de crecimiento de un medio de comunicación tan profesional como lo es este.

A través de sus páginas nos fuimos informando de los cambios que vivíamos los pilarenses casi en tiempo real, y fueron muchos. Pero existe algo que no cambió e incluso se profundiza día a día, y es el posicionamiento de Pilar a la hora de elegir dónde vivir, trabajar o disfrutar de un fin de semana. Eso nos enorgullece.

El boom de las inversiones privadas de mediados de los ‘90 permitió la apertura de fuentes de trabajo y la llegada de miles de nuevos habitantes que decidieron instalarse en nuestro distrito. Ustedes lo mostraban en sus páginas.

El Parque Industrial y los emprendimientos privados fueron el sostén de la crisis que padecimos como país en el 2000 y 2001. Por supuesto que la crisis económica, social e institucional que azotó a los argentinos en general, también nos tocó a los pilarenses, pero de forma diferente, gracias a la presencia de aquellas fuentes laborales instaladas en los años anteriores.

La pobreza, la desigualdad, el hambre, la falta de contención, la falta de trabajo, la desesperación de tantos pilarenses que no podían volver a sus casas con un pedazo de pan para la familia. La falta de presencia del Estado en cuestiones básicas como la salud y la educación, también tuvimos que sufrirlas, al igual que la violencia que se desató al intentar saquear los comercios de nuestros propios vecinos.

Colas y colas de hombres y mujeres buscando trabajo. Pilar era más desigual que nunca. Todas y cada noticia nos dolían en el pecho y seguramente lo mismo les ocurría a ustedes al cubrir los hechos.

La salida de la crisis fue difícil y lenta, se había perdido la confianza en las instituciones y la sociedad decepcionada no tenía muy claro hacia dónde ir, pero sabía perfectamente adónde no quería volver.

Entonces llegó el 2003. El desafío de hacerse cargo del Municipio en esas condiciones era muy grande, pero las palabras de Néstor Kirchner me terminaron de convencer y así fue que emprendimos la tremenda tarea de reconstruir la confianza y hacer realidad los sueños de una sociedad sin ilusiones.

En las buenas y en las malas, con el ojo crítico, siempre estuvieron presentes para informar a los ciudadanos con la verdad.

Deudas escandalosas, reclamos infinitos, desorden, desorganización, desilusión, desesperanza y mucha, pero muchísima desconfianza fue lo que encontré al asumir. O bien podemos decir “un infierno”, como sabía describirlo el Presidente de todos los argentinos. No se podía improvisar y con planificación y mucho esfuerzo pudimos salir adelante y dar respuesta a los vecinos.

Contención social, escuchar a cada pilarense, crear lazos de confianza, comprender y buscar soluciones entre todos, eran algunas de las tareas que hicimos para empezar a ponernos de pie como Municipio. Luego, equilibrar los números y pagar deudas sin dejar de atender las prioridades, para comenzar a satisfacer las necesidades de todas las localidades.

Asfaltos, escuelas, iluminación, más fuentes de trabajo, inclusión social y cultural,  salud, universidades nacionales públicas, mejores servicios públicos, calidad en la atención, integración, seguridad, todo esto hicimos entre todos los pilarenses, pero somos concientes de que aún falta mucho más, y ustedes fueron y son testigos de cada obra y de cada necesidad.

Hoy seguimos trabajando como el primer día, aquel 10 de diciembre de 2003, cuando asumí por primera vez el cargo de intendente y ustedes estuvieron presentes como lo están hoy, para acercar la información a los pilarenses.

Hace bien mirar hacia atrás para reflexionar sobre el camino andado, pero es fundamental mirar el futuro pensando en lo que queremos para nuestra ciudad. Por eso desarrollamos el plan estratégico Pilar 2020. Es mi deseo, como el de todos los lectores, que El Diario siga siendo fiel testigo y comunicador de cada acontecimiento, y sobre todo que continúe creciendo junto a nuestra querida ciudad.

Gracias por ejercer el periodismo con responsabilidad y profesionalismo, gracias por comprometerse cada día en informar con la verdad, gracias por vivir y defender la democracia a través de la imagen y la palabra escrita. Todos somos Pilar. Feliz cumpleaños.

 

*Intendente de Pilar

 

Comentarios