Una ciudad pujante que recuperó el valor de las instituciones

por Omar Carlotto*
viernes, 1 de junio de 2012 · 00:00

“¿Berisso?”, me preguntaban. “No, Del Viso”, respondía y aclaraba: “un pueblito cerca de Pilar”, cada vez que alguien de otro lado me preguntaba dónde vivía.

Hoy, en cambio, Del Viso ya es una marca registrada. Con el crecimiento de los últimos años pasamos de ser un pueblito arbolado, lleno de pájaros -de ahí su nombre “Ciudad de los pájaros”- a ser un pueblo pujante, con el crecimiento del centro comercial y de las instituciones.

Antes de pertenecer al Partido de Pilar, Del Viso era una esquina del partido de General Sarmiento. El cambio se notó, tal es así que el actual crecimiento de la localiad se dio porque Pilar se ha diversificado y ha crecido de esta manera.

El boom de la década del ‘90 de Pilar no tuvo un impacto negativo porque en Del Viso el crecimiento siempre fue medido. Los cambios se reflejaron sobre todo desde el punto de vista comercial, en las dos manos de la ruta 26. Lo mismo sucedió en el centro de Del Viso –aunque este crecimiento quizás esté más vinculado a la estación de trenes-, al igual que los comercios en distintos barrios.

Sin embargo, retroceder 15 años nos lleva al mismo tiempo al comienzo de la decadencia de las instituciones. El entusiasmo de la gente por concurrir a los clubes empezó a mermar y en esta localidad el Club Unión no fue la excepción.

Aunque en los últimos años lo hemos podido revertir, en la década del ‘90 comenzamos a tener muy pocos socios. Tal es así que hemos llegado a tener, seis años atrás, menos de 100 socios. Hoy el club tiene más de 800.

Si de buscar explicaciones se trata, hace 15 años empezaban a existir y popularizarse la informática y los videojuegos, todas las familias adquirían una computadora y los chicos dejaban de venir al club.

Afortunadamente, en los últimos años la sociedad ha cambiado, hemos abierto las puertas para que las familias vuelvan a participar. Con mucho trabajo, la decadencia de la participación se revirtió y la gente ha vuelto a los clubes y a las sociedades de fomento.

Así, el Club Unión volvió a ser un lugar de encuentro para los vecinos, para la familia. Hoy es un club social y deportivo donde funciona también el taller literario “Alma”, algo que años atrás era impensado. En cambio hoy, lo cultural está muy vigente en esta localidad.

Para los próximos 15 años sueño con que en Del Viso se trabaje para mejorar los asfaltos, la iluminación y extender la red de cloacas. En definitiva, que se mejore la calidad de vida de todos los delvisenses.

Me la imagino como una ciudad pujante con crecimiento en lo social, en lo deportivo, en lo cultural. Del Viso ya es una marca registrada y eso nos va a ir permitiendo lograr ese crecimiento para seguir desarrollándonos en comunidad.

Y sobre todo, con respecto al Club Unión, futbolísticamente me lo imagino siguiendo los pasos de Fénix. El equipo de Pilar abrió una huella y las demás instituciones, con inteligencia, tienen que aprovechar ese surco para ganar terreno y proyectarse.

 

*Presidente del Club Unión de Del Viso desde hace 4 años

 

Comentarios