MANOS VACÍAS. Los equipos de Achával reclamaron más respuestas.