NO REPUNTA. La construcción sigue cayendo, pese a la obra pública.