TRADICIONAL. En el bar El Laucha se consumen gran cantidad de botellas cada año.