FINAL. La pareja saludó al público que colmó el Lope de Vega