EL ÚLTIMO. Ayer a la madrugada ingresaron tras romper un alambrado.