Los chicos llevaron sus donaciones al Hospital Meisner.