Así quedó el Citröen Berlingo.