CONFIANZA. “Esperemos estar más tranquilos en la revancha”, dijo Alva.