GAME. Rodríguez Taverna piensa en un 2018 afianzado en el circuito.