EN JEEP. Inés Dávalos Cornejo ingresa a la fiscalía en la camioneta de uno de sus abogados.