Agencia de Residuos. La oficina atacada en la calle Julio A. Roca.