PILAR EN LA HISTORIA

A 90 años del ciclón que destruyó Pilar

Se cumplió un nuevo aniversario del fenómeno. Duró 20 minutos y causó un muerto, varios heridos y numerosos destrozos. Tuvo repercusión nacional.

A 90 años del ciclón que destruyó Pilar

SIN TECHO. La imagen, de la revista Caras y Caretas muestra a una familia afectada.

Este domingo se cumplieron 90 años de un fenómeno que quedó en los libros de historia: el 14 de enero de 1928, un ciclón azotó a Pilar y varios pueblos aledaños, como General Rodríguez, provocando un muerto y daños de consideración.
El fenómeno comenzó a las 17.20 de esa tarde de verano, y duró entre 15 y 20 minutos, suficientes para destruir alrededor de cien casas, vidrieras y letreros. Además, gran cantidad de árboles fueron arrancados. En la estación de trenes, los postes que sostenían el hilo del telégrafo terminaron doblados en un ángulo de casi 90 grados.
La ciudad quedó aislada, ya que se interrumpieron las comunicaciones telefónicas y telegráficas, y la mayoría de los heridos sufrió cortes en el cuero cabelludo y contusiones de todo tipo, a causa de los golpes recibidos por alguna chapa o trozo de mampostería.
Los techos desprendidos fueron apilados en un baldío cercano a la plaza, donde hoy se ubica el complejo Bianea. Allí se dirigían los vecinos, en busca lo que había sido el techo de su casa. En medio del caos, los pájaros del pueblo se desbandaban, mientras los nubarrones aparecían cubriendo el cielo por el sudeste.
Luego del ciclón, la asistencia corrió por cuenta de los vecinos, la policía y los empleados municipales. Antonio Trigueros, un vecino, relató al diario La Nación al día siguiente: “Las dos únicas farmacias se llenaron de clientes. Las ambulancias cruzaban las calles, cubiertas por restos de cornisas, mampostería y madera”.
Otra publicación de la época que también se hizo eco del fenómeno fue la mítica revista Caras y Caretas, que incluso realizó una amplia producción fotográfica.
Fueron veinte minutos de terror, que dejaron un fallecido (el derquino Natalio Marani, quien manejaba un camión con verduras), los heridos que fueron atendidos en la antigua sala de primeros auxilios (junto a la Municipalidad, donde también se ubicada la comisaría), un herido grave que fue llevado a la Capital en tren, árboles arrancados y una alfombra de pájaros muertos en la plaza y alrededores.

En Villa Toro
Presidente Derqui y Villa Toro también sufrieron sus consecuencias, lamentándose la muerte del mencionado Marani. Casi todas las quintas fueron seriamente perjudicadas al destrozarse toda su producción. Allí también los relatos de los pobladores describieron la situación de desastre vivida y algunos conjeturaron que podía haber sido peor si el fenómeno ocurría de noche, cuando todos estaban en sus domicilios. 


17.20 
De ese 14 de enero de 1928 se inició el ciclón. En poco más de veinte minutos provocó serios destrozos en Pilar. 
 

Galería de fotos
5
1
Comentarios Libres