SE VOTA HOY

Rechazo opositor al código urbano

Sectores del PJ cuestionaron el adelantamiento de la votación. Dicen que está hecho “a medida de negocios inmobiliarios”.

Rechazo opositor al código urbano

DUROS. Tabarez, Laurent, Wanger, Achával y Roldán posan tras la conferencia de ayer.

A horas de que el Concejo Deliberante sesione para votar el nuevo Código de Ordenamiento Territorial de Pilar, sectores de la oposición salieron a expresar un rotundo rechazo.
Concejales del Frente Pilarense y sus bloques aliados pusieron el foco en dos aspectos. Por un lado, cuestionaron el apuro del gobierno de llevar hoy al recinto un proyecto que, hasta hace pocos días, los mismos funcionarios aseguraban que no se trataría antes de abril. Por el otro, apuntaron a la propia iniciativa, a la que acusaron de no resolver los problemas del distrito y estar pensada “a medida de negocios inmobiliarios”. 
El sector dio a conocer su postura ayer al mediodía, en conferencia de prensa. Estuvieron presentes tres de los ediles del Frente Pilarense, Federico Achával, Santiago Laurent y Lizzie Wanger. Los acompañaron otros dos aliados de bancadas unipersonales, Juan Pablo Roldán y Nicolás Tabarez. 
Achával calificó de “injustificada” la sesión extraordinaria convocada para hoy, “con temas que entraron ayer (por el martes) y que no tuvimos a disposición los concejales”.
A la vez, señaló que el propio proyecto de Código “no tuvo la necesaria discusión dentro de las comisiones y no le da la posibilidad a los vecinos a estudiarlo”. En definitiva, para Achával “tuvieron que forzar una convocatoria para montar la escena” de un apoyo general que, a su entender, el proyecto no tiene.
A su vez, Laurent recordó que “los funcionarios plantearon que el tratamiento iba a ser durante el año legislativo”, por lo que “el cambio sorprende y es contradictorio, porque el intendente plantea que quiere un código para cuarenta años pero lo transforman en un asunto de necesidad y urgencia”.

Debate
En cuanto al fondo del proyecto, Achával subrayó que hay temas que no quedaron saldados. 
“Sospechosamente, se trata de manera urgente, sin darles posibilidad a los pilarenses de discutir si quieren torres en el centro, o a Del viso si quiere seguir siendo la ciudad de los pájaros, o permitir la construcción en altura”, ejemplificó.
También cuestionó que el código consolide “a la Panamericana como centro comercial, en contra del desarrollo de las localidades” o que “deje poner fábricas en zonas rurales, donde viven vecinos de toda la vida buscando el verde”.
Laurent, a su vez, resumió lo que definió como sus “diferencias conceptuales” con el nuevo código. “Es un compendio a medida del desarrollo inmobiliario, que no resuelve los conflictos actuales”.
“No prevé la solución al tránsito, a los límites, la falta de servicios ni las cuestiones es ambientales”, enumeró.
A la vez, aventuró que el “apuro tiene que ver con dejar afuera los aspectos más sensibles de la discusión, como los reclamos por la habilitación para radicar industrias en  Irízar o las termoeléctricas de la ruta 25”, señaló. De hecho, vecinos de ambos sectores anunciaron que se movilizarán hoy al recinto.
Juan Pablo Roldán, también se mostró crítico: “Lo que percibimos es que la gran mayoría de la sociedad no está al tanto de lo que realmente implica este código. Estamos discutiendo si las casas van a tener un piso más o uno menos, en lugar de discutir adónde deberían estar las escuelas o cómo se van a brindar mejores servicios al vecino de Pilar”.
“Se habla de debate y participación ciudadana pero no hay nada de eso en este proyecto: no se tienen en cuenta la idiosincrasia ni los sueños de los barrios”, sentenció a su vez Lizzie Wanger. 
Finalmente, Achával concluyó: “Este código le da la espalda a las localidades de Pilar y a sus centros urbanos”.

Comentarios Libres
  1. grafico
    Esteban | 22/02/2018 | 15:42
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (-1)
    #1
    grafico
  2. Estos viven en un termo, no solo destruyeron Pilar sino que nos quieren dejar en el pasado, como su partido.