PLANEAMIENTO

Proponen límites a la radicación de nuevas industrias

El concejal Adrián Maciel pidió crear “anillos ambientales” para que en las zonas cercanas a viviendas haya solo empresas no contaminantes. Se lo presentó a Nicolás Ducoté.

Proponen límites a la radicación de nuevas industrias

REUNIÓN. Maciel presentó sus inquietudes a Ducoté.

Con el nuevo código de planeamiento en la etapa final, el concejal Adrián Maciel, del bloque Pilar Federal, propuso una serie de medidas para amortiguar el impacto de la radicación de industrias en los espacios más cercanos a las zonas residenciales.
Maciel hizo si presentación en una reunión que mantuvo con el intendente Nicolás Ducoté, que habría recibido la propuesta con ánimo favorable a incorporarla a la versión final del proyecto.
“Con el convencimiento y la necesidad de que Pilar sea una Ciudad sostenible y ecológicamente viable, es que creemos que son necesarias actuaciones integrales que consideren tanto las variables ambientales como las económicas y sociales para todos los pilarenses”, señaló Maciel a través de un comunicado. 
La idea es crear una surte de “anillos ambientales”, para evitar que los vecinos convivan con los riesgos derivados de la producción. 
Para eso, en las zonas Industrial Exclusivo Limitado (IEL)  e Industrial Exclusivo (IE) “no se permitirá la instalación de industrias Categoría 3, cuando estas sean perimetrales a la zona industrial y linderas con zonas residenciales, o complementarias residenciales”. 
“De esta forma, obtendremos la mayor distancia posible entre esas industrias y las zonas residenciales para el beneficio de todos los vecinos pilarenses”, explicó el concejal. 
En ese sentido as zonas industriales deberán ser Zona Mixta Industrial (ZMI) en su perímetro externo, con predominio de industria liviana, vivienda, comercio y servicios. 
En el margen próximo interno podrá ser Complementario Industrial (CI), que permite una mixtura similar pero ya sin la obligatoriedad de que sea una actividad liviana. Recién podrá ser IE en su interior.  
“El funcionamiento de las ciudades es clave para entender la crisis ecológica actual tanto en su dimensión local como global. Se estima que las ciudades contribuyen en más de un 75% a la contaminación global del planeta y suponen el 70% de la energía consumida. Y son precisamente las ciudades las que tienen un mayor potencial para afrontar esta crisis, ya que son focos de innovación y aglutinan un gran potencial humano”, concluye el comunicado. 

Comentarios Libres