EN AGUSTONI

Nuevo jefe policial

Nuevo jefe policial

Jorge Palavecino.

Tal como adelantara El Diario en su edición del domingo último, un nuevo jefe policial se hizo cargo del destacamento del barrio Agustoni de Pilar, dependiente de la Comisaria 1ª y sin dudas una de las zonas más calientes del delito. La designación recayó en el Subcomisario Jorge Palavecino que reemplazó al subcomisario Jorge Tomas, quien fue trasladado a una dependencia policial de la ciudad de Campana.
El nuevo titular afirmó a El Diario que ya cuenta con el equipo de trabajo y elementos “a mi disposición y la primera medida es -a través de ustedes- ponerme al servicio de los vecinos y comerciante de ésta populosa zona”.
Palavecino tiene 45 años de edad, 23 de los cuales los transcurrió en la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Sus últimos destinos fueron como jefe de turno en la Comisaría 5ª del Cruce de Derqui y antes desempeñó la misma función en la Comisaría 3ª de Del Viso y en el CPP.

22
6
Comentarios Libres
  1. grafico
    Alicia | 13/02/2018 | 21:28
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #4
    grafico
  2. Alicia Perez se nota tu preocupación, vos que ejerciste la docencia en barrios expuestos a la delincuencia y otro tipo de violencia sobre las personas y la propiedad privada sabes que en los barrios conviven gente honesta y no, por algo que leí y escuché a los policias los rotan, para su mejor protección y además se los traslada a lugares alejados de sus viviendas para que su trabajo sea más eficiente. Recuperar la confianza en las fuerzas policiales será importante para que baje la delincuencia. Una policia bien adiestrada y los delincuentes donde deben estar es lo que necesitamos como sociedad
  3. grafico
    otro mas y van... | 13/02/2018 | 15:32
    Responder (0)
    Pos. (2) Neg. (0)
    #3
    grafico
  4. Todos dicen lo mismo..., y si los castran? quizas se corrompan menos no? -_o
  5. grafico
    Alicia Beatriz Pérez | 13/02/2018 | 15:12
    Responder (1)
    Pos. (2) Neg. (0)
    #2
    grafico
  6. Quisiera saber por qué los pasan de una dependencia a otra, y siempre son los mismos, quizá sea por ascensos o sea por castigos, nunca lo sabemos.