Villa Rosa

Lo atacaron con cascotes para robarle la moto

El hecho tuvo lugar el sábado por la mañana. Por la tarde cruzó a dos sospechosos, y volvió a recibir una golpiza. Los delincuentes son conocidos del barrio.

Lo atacaron con cascotes para robarle la moto

Juan, un hombre de 30 años que vive en la localidad de Villa Rosa, sufrió una salvaje golpiza el sábado por la mañana, cuando llegaba a su casa. Ocho personas de entre 20 y 25 años lo interceptaron en la intersección de las calles Pellegrini y Espinoza y le empezaron a tirar cascotes para poder robarle su moto, modelo Honda Wave 110 cc roja (786KCA). 

A raíz de los golpes, el joven quedó tirado en el piso y, entre el dolor y la amargura, llegó hasta el Centro Médico villarrosense para que le curen las importantes heridas que sufrió a raíz del impacto de las piedras.

“Cerca de las dos de la tarde me crucé a dos de los ladrones a unas cuatro cuadras de donde me robaron, estaban con mi moto así que los encaré”, le contó la víctima a El Diario. Los delincuentes le devolvieron la moto pero “una vez que me la dieron, me agarraron de atrás, me volvieron a tirar al piso y me empezaron a dar patadas en la cabeza, dejándome otra vez tirado y sin la moto”.

Fueron los vecinos del barrio quienes volvieron a llevar a Juan al centro asistencial, en donde debieron suturarlo.

Al parecer, el grupo de delincuentes vive en Las Latas “y ya son conocidos”. De cualquier manera, el joven fue a realizar la denuncia en la comisaría de Villa Rosa “pero me dijeron que no pueden hacer nada si no los ven con la moto. Hasta el médico que me tuvo que atender tanto por la mañana como por la tarde se indignó por la respuesta que me dieron”.

Preocupado “porque saben quién soy y tengo miedo de que me vuelvan a agredir en venganza porque hice la denuncia a la policía”, Juan decidió comunicarse con El Diario. 

Por su parte, voceros oficiales señalaron que el denunciante se acercó por la mañana a la dependencia pero "no se pudo tomar declaración porque estaba en estado de ebriedad". Por la tarde, volvió a la comisaría tras la segunda golpiza "con un ojo lastimado y contó que había visto a dos de los ladrones con su moto pero cuando los sospechosos fueron interceptados se constató que el rodado no coincidía con el denunciado y no tenía pedido de secuestro". En este caso, se trataba de una Zanella 125 cc azul (781DMH).

Fueron los padres de los dos jóvenes, de 16 y 23 años, quienes llevaron los papeles del vehículo a la comisaría. Mientras tanto, los acusados declararon haber golpeado a Juan porque pensaron que les iba a robar. 

En la causa por el segundo episodio intervino Paula Romeo, a cargo de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil. Por otro lado, respecto al robo, no hubo novedades. 

Galería de fotos
6
20
Comentarios Libres