QUEDÓ DEMORADO

Borracho, manejó cinco kilómetros a contramano por la Panamericana

Embistió a un colectivo y siguió viaje, hasta que pudo ser retenido por la policía. Tenía cuatro veces más de alcohol en sangre al permitido. Iba al barrio de Belgrano.

Borracho, manejó cinco kilómetros a contramano por la Panamericana

SENTIDO CONTRARIO. El Renault Logan que manejaba el conductor.

Un automovilista de 51 años de edad, sin cédula verde ni licencia de conducir, hizo más de cinco kilómetros a contramano por la Autopista Panamericana. Chocó un colectivo con una treintena de pasajeros y luego fue detenido. Se encontraba en estado de ebriedad con casi cuatro veces más de alcohol en sangre de lo permitido.
Según señalaron voceros policiales, el hecho sucedió cerca de las 23.30 del miércoles, cuando un Renault Logan de color gris (patente KVG 704) tomó la autovía a la altura del kilómetro 58 y comenzó a desplazarse con sentido hacia Capital Federal, pero lo hacía a contramano.
Fueron varios los automovilistas que se lo cruzaron y de hecho, algunos de ellos fueron advirtiendo de la situación a través de las redes sociales, tal como ocurrió con aquellos que se dirigieron a El Diario.
Poco después la policía tomó conocimiento de la situación cuando el automovilista ya iba a una velocidad media y en algunos tramos haciendo zig-zag. Varias patrullas de la Policía Vial y del CPP iniciaron la búsqueda.
A la altura del kilómetro 56, el vehículo continuaba esquivando rodados hasta que se encontró de frente con un micro de la empresa de larga distancia Chevallier (interno  2.161), al que alcanzó a chocar levemente en su lateral izquierdo. Ambos rodados se desestabilizaron pero no hubo consecuencias mayores.
En ese momento el colectivo llevaba 30 pasajeros, aunque ninguno de ellos sufrió heridas, salvo algunos golpes superficiales.
A pesar del impacto, el sujeto continuó su marcha, siempre a contramano, hasta que a la altura del kilómetro 53 los efectivos policiales, con varios patrulleros, lograron alcanzarlo e interceptarlo.
Al descender de su auto, el automovilista no pudo mantenerse en pie y trastabillándose logró apenas explicar “que quería llegar rápido a su domicilio ubicado en el barrio porteño de Belgrano”.
Sin pérdida de tiempo se le realizó el test de alcoholemia, comprobándose que tenía 1,99% de alcohol en sangre cuando el límite permitido es de 0,50. Además conducía sin licencia y sin cédula verde. Allí mismo se le elaboraron varias actas por varias infracciones.
Una vez identificado se supo que su apellido es Cordiola y que tenía en su haber varias infracciones de tránsito tanto en Capital Federal como en la Provincia de Buenos Aires, por lo que en el hecho intervino el Juzgado Provincial de Faltas Don Torcuato.

1
11
Comentarios Libres
  1. grafico
    pablo escobar | 29/12/2017 | 21:14
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #4
    grafico
  2. HAY Q FUSILARLO
  3. grafico
    el bocadito Capcha | 29/12/2017 | 13:34
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  4. con tanta publicidad de bebicas alcoholicas a toda hora, es lógico que esto suceda, de que nos sorprendemos.,. Seguro veremos más borrachos conduciendo y caminando las calles en el futuro.
  5. grafico
    Aldito | 29/12/2017 | 11:16
    Responder (0)
    Pos. (1) Neg. (0)
    #2
    grafico
  6. ¿No hubiera sido mejor que la gente que lo esquivaba llamen al 911 antes que subir comentarios a las redes sociales? Podría haber sido una tragedia histórica.....5 km a contramano por Panamericana. Fue un milagro.
  7. grafico
    Guillermo | 29/12/2017 | 10:38
    Responder (0)
    Pos. (1) Neg. (0)
    #1
    grafico
  8. Varias actas por infracciones, Una prueba de que NO sirven las fotomultas como se hacen. Debe realizarse un procedimiento de SEGURIDAD ACTIVA, con móviles comunicados a los centros de monitoreo de la fotomulta, que puedan detener inmediatamente al infractor, retenerle la licencia y el vehículo acorde a la gravedad de la infracción cometida. Hace años en Gualeguaychú existía el viejo torino con el radar en las curvas conectado al puesto, que te demoraba y te hacía el acta de infracción. Te cuidabas porque el móvil andaba por todos lados