FALLO

10 años para los asesinos de Leo Peralta

Fue la condena a los dos jóvenes de 18 años que en 2015 asesinaron a golpes a Leonardo Peralta. El chico iba a la iglesia cuando una patota lo atacó sin motivos.

10 años para los asesinos de Leo Peralta

Dos jóvenes de 18 años fueron condenados ayer a diez años de prisión por haber asesinado en abril de 2015 a Leonardo Peralta, chico de 14 años que se dirigía a una iglesia de Villa Verde cuando fue interceptado por una patota y brutalmente golpeado.
En el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Pilar (ubicado a la altura del kilómetro 51 de Panamericana), el Tribunal los encontró culpables del delito de “Homicidio simple”. La fiscal Paula Romeo había pedido 13 años de cárcel para los acusados, aunque cabe recordar que en la causa hubo un tercer implicado, que fue declarado inimputable por tener 14 años al momento del hecho. Ayer, la jornada se extendió por demás, debido a las demoras que se produjeron para el traslado hasta Pilar de los acusados a raíz del paro y los conflictos que se vivieron en un lunes por demás agitado. Así, los familiares de la víctima debieron esperar desde la mañana para conocer la decisión.
Una primera parte del juicio tuvo lugar en marzo del año pasado, cuando el Tribunal encontró culpables a los dos implicados por “Homicidio agravado por concurso premeditado de tres o más personas”. No obstante, luego de una apelación de las defensas (oficial y particular), la Cámara de Casación bajó la carátula a “Homicidio simple”, una calificación menor a la anterior.
Esto precedió al juicio de cesura realizado el lunes pasado, luego de haberse cumplido dos requisitos: que los acusados ya tengan 18 años y que ya lleven más de un año de tratamiento tutelar.

Brutal
El hecho ocurrió el sábado 18 de abril de 2015, cuando la víctima salió de su casa del barrio El Bosque junto a su primo, en ese entonces de 15 años. Se dirigían a una iglesia evangélica ubicada en Villa Verde, pero pocas cuadras antes de llegar los primos fueron interceptados por una patota autodenominada “Los chacales de Villa Verde”, un grupo de chicos que se jactaban de sus peleas a través de las redes sociales.
Casi sin mediar palabras (tan sólo les preguntaron de qué barrio eran), comenzó un feroz ataque a golpes: el primo de Leonardo pudo escapar corriendo, pero el menor de los dos no corrió con la misma suerte, siendo alcanzado a los pocos metros, para luego ser brutalmente golpeado.
Leo recibió fuertes golpes en la cabeza y quedó inconsciente, siendo asistido por una enfermera vecina de la zona que presenció los hechos. Minutos más tarde, una ambulancia lo trasladó hasta el hospital de Pilar, donde murió horas más tarde.
Ese mismo día fueron detenidos tres menores: dos de ellos fueron condenados ayer, mientras que el restante es un adolescente que tenía 14 años al momento del hecho, por lo que fue declarado inimputable y sólo recibió una “medida de seguridad” (alojamiento en un correccional durante un mínimo de seis meses), para luego recuperar su libertad. 

2
11
Comentarios Libres