Un caso estremecedor

ADELANTO Piden 13 años para los asesinos de un chico en Villa Verde

Son dos adolescentes de 18 años que al momento del crimen eran menores. Leonardo Peralta (13) iba a la iglesia y fue asesinado a golpes por una patota.

ADELANTO Piden 13 años para los asesinos de un chico en Villa Verde

VÍCTIMA. Leonardo Peralta tenía 13 años.

Este lunes se retomó el juicio contra dos adolescentes por el asesinato de Leonardo Peralta, chico de 13 años que murió en 2015 al recibir una golpiza por parte de una patota en el barrio Villa Verde.

La audiencia tuvo lugar en la sede del Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil N° 1 de San Isidro, con asiento en Pilar. Allí, la fiscal Paula Romeo pidió 13 años de prisión para los implicados. La lectura de la sentencia tendrá lugar el próximo lunes, en la misma sala.

Una primera parte del juicio tuvo lugar en marzo de 2016, donde el Tribunal encontró culpables a dos de los tres implicados en el crimen –el restante es inimputable- por “Homicidio agravado por concurso premeditado de tres o más personas”: luego de una apelación de las defensas (oficial y particular), la Cámara de Casación bajó la carátula a “Homicidio simple”, una calificación menor a la anterior.

A la hora de pedir 13 años de prisión, la Fiscalía se basó en que los menores no reciben penas similares a los adultos, considerando los hechos como si fuesen en grado de tentativa. Además, hizo hincapié en la violencia desmedida de los tres atacantes y la forma de matar a Leonardo, dándole golpes mortales aunque no opuso resistencia y trató de escapar.

El hecho ocurrió el sábado 18 de abril de 2015, cuando la víctima salió de su casa del barrio El Bosque junto a su primo. Ambos se dirigían a una iglesia evangélica ubicada en Villa Verde, pero pocas cuadras antes de llegar los chicos fueron atacados a golpes por una patota autodenominada “Los chacales de Villa Verde”.

Leo fue pateado brutalmente en la cabeza y quedó inconsciente, siendo asistido por una enfermera vecina de la zona que presenció los hechos. Minutos más tarde, una ambulancia lo trasladó hasta el hospital de Pilar, donde murió horas más tarde.

En cuanto a la situación del tercer acusado –un adolescente que tenía 14 años al momento del hecho- corrió por un carril diferente, ya que por su edad ostenta la condición de inimputable.

La nota completa, este miércoles en El Diario Regional.

5
20

Valorar esta noticia

3% Satisfacción
3% Esperanza
66% Bronca
23% Tristeza
1% Incertidumbre
1% Indiferencia
Comentarios Libres