SAN ALEJO

Les desvalijaron la casa, piden que les devuelvan las bicis

Ladrones ingresaron a la vivienda de un matrimonio y de los padres de la mujer, que están en el mismo lote. Son ciclistas y reclaman los rodados. Ocurrió a plena luz del día.

Les desvalijaron la casa, piden que les devuelvan las bicis

PEDIDO. Una de las bicicletas que les robaron a las víctimas. Son de competencia.

Dos casas del barrio San Alejo –ubicadas en el mismo terreno- fueron desvalijadas a plena luz del día. Más allá de todo lo robado, sus dueños piden en forma desesperada el poder recuperar las bicicletas que les fueron sustraídas. Tanto Susy Armesto como su marido son ciclistas y viajar en dos ruedas es su pasión. Por eso, por estas horas están viviendo momentos de angustia. La mujer, en diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), relató lo sucedido: “Me fui a trabajar, y como mi marido tiene el auto en el taller se fue con un amigo a comprar cosas para las bicicletas, porque somos ciclistas. A su vez, mis viejos acababan de irse de vacaciones”.
Por dichos de los vecinos, suponen que el robo ocurrió entre las 9.30 y el mediodía, en el lote ubicado en Naón, entre Ecuador y Venezuela, a apenas una cuadra de la ruta 25, una zona muy transitada.
“Reventaron la puerta de calle, la puerta de la casa de mis papás y entraron en las dos viviendas –agregó-. Algunos vecinos vieron a una persona sentada en el portón pero nadie avisó, porque estaba ahí sin hacer nada. Una vecina de al lado escuchó un estruendo, tocó timbre y como nadie la atendió pensó que estaba mi papá y se volvió a la casa… Nadie sabe nada”. Armesto asegura que “se llevaron todo, me desvalijaron la casa y la de mis padres. Además nos robaron las bicicletas, incluyendo la de un amigo que la había dejado. Se llevaron televisores, plata, a medida que iba recorriendo me daba cuenta, se llevaron hasta las pantuflas”.
Sobre las bicicletas, comentó que “son especiales, equipadas con linternas, muy buenas. Tuvimos que ahorrar mes a mes, yo la tenía nueva hace dos semanas, la había cambiado por una mejor”. Angustiada, la mujer destacó que el robo se produjo “a plena luz del día, a la vista de todo el mundo y nadie vio nada. Mi marido me llamó desesperado al trabajo, yo llamé a mis viejos para que se vuelvan…”.
Además, recordó que hace unos meses “nos robaron el auto de mi mamá, pero que entraran a casa no lo esperábamos. No vemos policía en el barrio, encima ayer llegaron, nos tomaron los datos y volvieron con los peritos cerca de las 19, no hicieron nada. No nos quisieron tomar la denuncia por la casa de mis viejos, tuvimos que esperar a que ellos llegaran”. l

Comentarios Libres